Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pretelt consigue ser escuchado por el Senado

logotipo de Semana Semana 24/08/2016
El magistrado de la Corte Constitucional Jorge Ignacio Pretelt. Foto: Aechivo particular © Semana El magistrado de la Corte Constitucional Jorge Ignacio Pretelt. Foto: Aechivo particular

El Senado decidió posponer la decisión y darle la posibilidad al magistrado Jorge Pretelt de defenderse en la audiencia que continuará este miércoles a las 10 de la mañana.

La plenaria del Senado por el Caso Pretelt entró este martes en su etapa definitiva. A las 6:00 de la tarde, el presidente del Senado, Mauricio Lizcano, anunció las votaciones para adoptar las decisiones.

En primer término serán sometidas las nulidades propuestas por la Procuraduría, y el senador José Obdulio Gaviria. Ambos informes coinciden en que al magistrado de la Corte Constitucional, Jorge Ignacio Pretelt, le fue vulnerado el debido proceso durante la investigación adelantada por la Comisión de Acusaciones, que culminó con la acusación por el delito de concusión.

El anuncio de la votación se hizo luego de la intervención de los siete senadores instructores, y del representante investigador, el liberal Julián Bedoya, quien se defendió de los señalamientos del senador José Obndulio Gaviria, quien descalificó su investigación.

“Su rol era la de senador instructor más no la de abogado defensor del magistrado Jorge Pretelt Chaljub”, dijo Bedoya a Gaviria. “Su intervención larga, densa, lo único que busca es traerle terrorismo jurídico a esta plenaria con su humor negro, su sarcasmo vulgar y grosero”.

Bedoya le explicó a la plenaria del Senado que las nulidades propuestas por el procurador Alejandro Ordóñez, y por el senador Gaviria, carecen de sustento y soporte jurídico, y que fueron resueltas en cinco oportunidades durante el proceso. “la acusación fue aprobada por el pleno de la Comisión de Acusaciones, y por 96 representantes a la Cámara el pasado 15 de diciembre”.

Antes, José Obdulio Gaviria, senador del Centro Democrático, expuso las razones por las cuales considera la plenaria del Senado debe anular el proceso contra quien fuera presidente de la Corte Constitucional.

“No somos defensores de nadie”, dijo Gaviria quizás en respuesta a quienes han señalado al Centro Democrático de buscar la amanera de absolver a Pretelt de los cargos que la Cámara de Representantes le endilga: el delito de concusión por haber, presuntamente, pedido $500 millones para favorecer una tutela de la firma Fidupetrol.

En su extensa exposición, Gaviria justificó haber contratado una firma de abogados de “alto turmequé” para hacer una análisis juiciosa, a conciencia y en derecho de las pruebas que reposan en el expediente. El senador dijo que desde la apertura de investigación no se le ha respetado el debido proceso al magistrado Pretelt, por lo que optó a pedir la nulidad del caso y rechazar la acusación.

José Obdulio cuestionó “la impericia” del representante investigador, el liberal Julián Bedoya, quien fue el encargado de acusar al magistrado. Y aseguró que el investigador se equivocó “de cabo a rabo” porque desde la primera página de la acusación califica la conducta del magistrado como un cohecho, pero solo en la última la define de concusión.

Al senador Gaviria nadie le interrumpió, le concedieron todo el tiempo que necesito para leer su informe. Tras su intervención el caso Pretelt entró en receso por la visita del presidente del Parlamento Europeo, Martín Schulz, acto que tardó una hora aproximadamente.

"Admitir la acusación"

Tras la intervención de Gaviria, el senador Roosevelt Rodríguez (la U), leyó durante más de 40 minutos el informe en el que la Comisión de Instrucción del Senado, pide a la plenaria aprobar la acusación contra el magistrado Pretelt, a quien se le señala de haber pedido $500 millones para favorecer la selección de una tutela de la firma Fidupetrol.

Rodríguez leyó apartes de los testimonios del abogado Víctor Pacheco en la Fiscalía, que inculpa al magistrado Pretelt, del exmagistrado Mauricio González Cuervo, y de otros testigos, para explicar las razones por las que se pide aceptar la decisión.

El senador Rodríguez aseguró que se ha respetado el derecho a la presunción de inocencia, y pidió a la plenaria aceptar la acusación proferida por la Cámara de Representantes el pasado 15 de diciembre por el delito de concusión, y remitir el expediente a la Corte Suprema de Justicia.

Liberales respaldan acusación

La plenaria del Senado había sido citada a las 10:00 de la mañana para abordar el ‘Caso Pretelt’. Al debate, en el que por primera vez en la historia un magistrado podría ser suspendido de su cargo, los senadores no llegaron a tiempo.

Solo hasta las 12:30 del medio día, cuando los meseros servían el almuerzo, se pudo constituir quórum decisorio. Solo 54 de 102 senadores contestaron el llamado a lista. En ese momento el senador instructor Guillermo Santos (P. Liberal), se subió al atril para dirigirse a la plenaria.

Minutos antes dos senadores intentaron hacerle el quite a la acusación del magistrado. El senador uribista Orlando Castañeda se declaró impedido porque la Misión Carismática Internacional, la mayor Iglesia Cristiana de Colombia, a la cual pertenece, expidió un comunicado en el que aseguraba que suspenderían del cargo a Pretelt por sus posición es “en defensa de la familia”.

Armando Benedetti, presidente del Partido de La U, se declaró en conflicto de interés por que en el año 2013 contrató los servicios del abogado Abelardo de la Espriella para un caso de injuria y calumnia, y ahora el abogado representa al magistrado Pretelt. La plenaria negó ambos impedimentos.

El senador Santos explicó a la plenaria que la decisión del Senado será definitiva, y explicó los posibles veredictos. En pocas palabras explicó uno a uno los trámites del debate de acusación, y se comprometió a que el Senado no puede actuar con sesgos políticos sino conforme a la Constitución a la ley. A la vez dijo que la posición del Partido Liberal es la de respaldar su informe, que culmina con la aceptación de la acusación: “este Senado tiene en sus manos la gran posibilidad de reivindicarse ante el pueblo colombiano”.

El senador instructor fue interrumpido dos oportunidades por los jóvenes senadores uribistas Alfredo Ramos Maya y Fernado Nicolás Aráujo con dos mociones de orden que tuvieron aroma de dilatar el debate.

“Mandado del gobierno”

La bancada del Centro Democrático, la que más ha pedido la palabra, la que más mociones de orden ha exigido, también denunció presencia indebida de funcionarios del gobierno en la plenaria.

El senador Ernesto Macías publicó con indignación su cuenta de Twitter una fotografía en la que aparecía el Alto Consejero para Asuntos Políticos de Presidencia, Luis Miguel Pico, en el recinto del Senado con algunos senadores.

Alfredo Ramos dijo que el Centro Democrático solo es defensor de la Constitución y el debido proceso, y no hace mandados políticos. Paloma Valencia, senadora uribista, que el Centro Democrático “no es defensor de ningún magistrado, sólo buscamos que se cumplan las garantías constitucionales”.

En pocas horas el caso Pretelt tendrá una crucial definición en el Senado.

Más de Semana

image beaconimage beaconimage beacon