Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ser bogotano, en 26 expresiones

logotipo de Revista Arcadia Revista Arcadia 11/01/2017

La siguiente es una lista (de la A a la Z) con términos típicamente bogotanos, tomada del Bogotálogo II, tercera edición del diccionario del español capitalino escrito por Andrés Ospina y publicado por el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural en diciembre pasado.

a.c.p.m. Base alimentaria de la dieta bogotana, conformada en dosis equivalentes por cuatro componentes, a saber, arroz, carne, papa y maduro.

bien cuidadito, monita. Fórmula de despedida empleada por vigilantes informales de automotores, con el propósito de exigir remuneración a quien haya estacionado su vehículo en sus feudos callejeros.

copetón. Típica ave conocida con el nombre de Zonotrichia capensis. Su presencia es común en toda la ciudad. El copetón fue debidamente inmortalizado en célebres versos de Nicolás Bayona Posada.

chichonera. Hacinamiento. Aglomeración excesiva de seres humanos, muy común en Bogotá a la hora de hacer fila para ingresar a cierta crepería popular o para recibir degustaciones. Véase hasta las tetas, tetiado, transmierdero.

despelote. Desorganización. Caos. Zafarrancho. Incoherencia.

¡ele, ele, ele! Voz para guiar típica de trabajadores informales para señalar la ruta adecuada al conductor en aparcaderos callejeros. Véase ‘bien cuidadito, monita‘, chitiar, ‘dele, dele, que el golpe avisa‘, liguita.

frondio. Ramplón. Ordinario. Burdo.

gorrear. Consumir alimentos o bebidas a cuenta ajena. Véase marranear, líchigo, retacar.

hijueputez.

1. Crueldad. Incompasión.

2. Estado depresivo o de consternación existencial.

importaculismo. Postura filosófica de corte ataráxico cuya proclama principal es el abandono de toda preocupación y la supresión de cualquier actividad vital en los que esté implicado algún tipo de esfuerzo tendiente a alterar el equilibrio y la tranquilidad.

jabón chiquito. Pasta soluble para aseo personal de tamaño reducido que, según la creencia popular, se ubica preferencialmente en duchas y lavabos de moteles, residencias y demás establecimientos destinados al ayuntamiento carnal clandestino.

kikuyo. Especie de pasto, conocida científicamente como Pennisetum clandestinum y originaria de Kenia. Después de ser introducida en la ciudad por José Félix Restrepo, el kikuyo se ha diseminado como la más común variedad gramínea en Bogotá.

liguita. Limosna. Donación voluntaria o remuneración simbólica para socorrer a habitantes de calle y vagabundos de profesión. Véase rebusque, tumbe.

marica.

1. Expresión de camaradería que en modo alguno pone en tela de juicio la virilidad de los interlocutores y que, de hecho, es utilizada indistintamente por caballeros y damas.

2. En modo ofensivo, el término se emplea para aludir a un individuo de seso escaso, ingenuo o torpe.

no me cuelgue. Fórmula de súplica empleada con mucha frecuencia por los seguidores de un gran zar de la radio bogotana, especializado en suspender las llamadas al aire de sus oyentes sin el menor atisbo de vergüenza o culpa.

o sea. Expresión en vía de desuso, según la creencia popular empleada como muletilla por parte de chicuelos vacíos y despojados de seso.

quimbas. Zapatos.

rabón. Individuo mezquino y dado a proceder de manera incorrecta. 2. Dicho de un hombre, poseído por la ira o el deseo de venganza.

septimazo. Famosa costumbre, de uso generalizado entre los años diez y cincuenta del siglo XX, consistente en recorrer caminando la carrera Séptima entre la Plaza de Bolívar y San Diego, con el objeto de procurarse entretención contemplando las vitrinas y a los demás transeúntes.

tercer puente. Frecuente aunque anacrónica forma de aludir al puente vehicular localizado en la calle 170 con Autopista Norte. Es una herencia ancestral de los tiempos en que, en efecto, este era el tercero y último en la corta lista de enlaces levadizos que permitían atravesar la incipiente vía sin afectar el tránsito de automóviles.

¡usted no sabe quién soy yo! Fórmula amenazante con la que un individuo —convencido de su abolengo, jerarquía o de su categoría de personalidad pública— indica a su interlocutor el peligro que constituye el no acogerse a sus órdenes. La expresión fue inmortalizada por Nicolás Gaviria, pariente lejano de cierto expresidente.

veintejuliero. Alusivo al 20 de julio de 1810, fecha del primer grito independentista en Colombia. Un discurso veintejuliero es una perorata excesiva, grandilocuente y demagógica.

whiskacho. Fórmula cariñosa, aunque de muy dudoso gusto, para aludir al whisky. Véase amarillito.

X. Denominación empleada para hacer referencia a un individuo cualquiera, anónimo e irrelevante. No te preocupes por lo que Déiber dijo de ti. Él es un ‘x’.

yo por allá no voy. Fórmula de excusa clásica de taxistas y transportadores. Suele ser empleada cuando, en un franco desconocimiento de sus obligaciones profesionales y cívicas, éstos se niegan a desplazarse con su cliente a un determinado destino.

¡zonas! Voz de alerta para mantenerse cauto en medio de una determinada situación riesgosa.

Más en MSN:

Los países donde no sabías que se habla español

Más de Revista Arcadia

image beaconimage beaconimage beacon