Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Transmilenio vuelve a ser víctima de bloqueos y destrozos

logotipo de Semana Semana 10/02/2016

Si bien la mayoría de los bogotanos están cansados con un sistema que hace agua, los actos de violencia presentados este miércoles no tienen ninguna justificación.

 

La situación de Transmilenio en Bogotá cada día empeora y, esta vez, le llegó la hora a la administración de Enrique Peñalosa de afrontarlo. El sistema de transporte masivo, del que se siente satisfecho apenas el 14 % de los usuarios, según las últimas mediciones, sufrió un bloqueo este miércoles en la troncal de las Américas por el retraso en la frecuencia de varias rutas.

En horas de la mañana, el portal de las Américas y las estaciones de Patio Bonito y de la Biblioteca El Tintal fueron obstaculizados por cientos de usuarios. Fuentes de la Alcaldía le dijeron a Semana.com que en esta oportunidad no se pueden atribuir las demoras a la operación, sino la avería de un articulado que produjo el represamiento.

Si bien los bogotanos, que son los afectados por las protuberantes fallas del sistema, tienen todo el derecho a la protesta por lo que consideran un transporte masivo deficiente, lo ocurrido este miércoles terminó en vandalismo. En la jornada se vieron encapuchados armados con palos y piedras que arremetieron contra la infraestructura, los buses y los usuarios de Transmilenio.

Según las primeras informaciones y mientras la Policía trata de identificar a quienes la Administración denominó “saboteadores profesionales”, se contaron 27 buses articulados, y un alimentador afectados. En las tres estaciones directamente afectadas hubo vidrios rotos. Cincuenta mil personas dejaron de movilizarse por cuenta de esta desbordada manifestación.

El alcalde mayor, Enrique Peñalosa, en una corta declaración a los medios, aseguró que su administración no permitirá que “unos saboteadores con filiaciones políticas destruyan los activos de Bogotá”. De igual manera, ha dicho que les pedirá a las autoridades que endurezcan las sanciones para quienes atenten contra el sistema de transporte.

El mandatario local no dio mayores detalles de quiénes estarían detrás de estos actos de violencia y vandalismo. Lo cierto es que, según la información de las autoridades que conoció Semana.com, a lo largo de la presente semana unos grupos intentaron bloquear algunos puntos de la troncal de las Américas.

Por otro lado, el exalcalde Gustavo Petro, sin hacer alusión a lo que ocurría en este caso, se dedicó en su perfil de Twitter a trinar, a manera de choque, sobre el metro y el tren de cercanías que dejó proyectados durante su gobierno. “La solución del transporte masivo es el metro y no el SMAD (sic). Los trenes llevan más paz que las tanquetas”.

Lo cierto es que el exalcalde, en sus mensajes, no hizo la menor alusión a los destrozos ni al bloqueo de la movilidad de miles de habitantes de la capital. La misma situación que rechazó cuando tuvo que enfrentarla como alcalde.

"Saboteadores organizados que atacan Transmilenio con fines políticos dejan a decenas de miles sin trabajo e ingresos. Impuestos que pagan ciudadanos se deben destinar a reparar buses y estaciones, en lugar de hacer colegios, hospitales o vías", sentenció Peñalosa.

De todas maneras, mientras se encuentran a los responsables de estos hechos y se sacan adelante proyectos como el metro, y eventualmente otros sistemas de transporte, es necesario que la administración tome medidas de choque para solucionar la crisis que miles de usuarios viven a diario en Transmilenio por las evidentes fallas en su funcionamiento.

Más de Semana

image beaconimage beaconimage beacon