Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Batalla entre Madrid y Barça por Lautaro

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 14/02/2020 Antonio Sanz
Lautaro Martínez celebrando un gol hace un par de semanas. (Reuters) © Reuters Lautaro Martínez celebrando un gol hace un par de semanas. (Reuters)

Quizá el primero fue Alfredo di Stéfano, o al menos el de mayor relumbrón. Hablamos de la sempiterna batalla por vestir de blanco o de azulgrana a los jugadores más relevantes del mercado. Es casi una tradición que las dos entidades se empleen con esmero para tratar de atrapar el cariño, pasando por persuadir con proyecto y euros o tirar de la grandeza de sus respectivas vitrinas de trofeos para convencer de que son el mejor y el lugar más indicado para continuar su carrera futbolística. El último que transita por esa pasarela es el argentino Lautaro Martínez, en las filas del Inter de Milán, pero cuyo futuro pasa irremediablemente por la disputa entre Real Madrid y FC Barcelona. Será este verano cuando los dos clubes se armen de valor para negociar con los italianos porque el cortejo con el delantero ya ha comenzado.

En los últimos tiempos, Florentino Pérez ha ganado la batalla al FC Barcelona de Laporta, Rosell o Bartomeu, cuando de verdad los dos han deseado la misma pieza. Es cierto que Suárez flirteó con los blancos, que no acabaron de decidirse; Kroos fue recomendado por Guardiola para el Barça, quien optó por Rakitic; o Benzemá terminó vestido de blanco porque a Txiki Beguiristain no le convencieron ni la personalidad del francés ni las compañías del chico. Pero en este siglo, Beckham se decidió por Concha Espina pese al empuje de Laporta, quien al final firmó a Ronaldinho; Marco Asensio renunció a jugar de azulgrana cuando Rafa Nadal chivó a Florentino que debía contratar a su paisano; o Ceballos, pese al empeño del entonces dirigente bético Serra Ferrer, emprendió camino del Bernabéu desatendiendo la propuesta catalana.

Lautaro ‘el Toro’ Martínez es un goleador nacido en la provincia de Buenos Aires que destacó en Racing de Avellaneda. Con 20 años dio el salto a Europa para vincularse con el Inter. Sin embargo, en aquel 2018 todo apuntaba a que el jugador terminaría fichando por el Atlético de Simeone. La influencia del compatriota se clasificaba como determinante para convencer a la joven realidad del fútbol argentino. La competencia del Inter, con otro histórico como Zanetti, igualó fuerzas y “unos pocos detalles”, tal y como reconoció Martínez, decantaron para que el destino final se cerrase en Milán. Esos pocos detalles a los que aludió el jugador se debieron a un problema de comisiones con personas cercanas al delantero de Bahía Blanca, que la propiedad madrileña decidió no acometer. La secuencia concluyó con que los italianos abonaron 25 millones de euros y los rojiblancos no pudieron repetir la ‘operación Kun’: contratar a un imberbe sudamericano como proyecto de éxito, quien sabe si para después ganar una suculenta plusvalía.

El Real Madrid mantiene como único y gran objetivo para el futuro que se aproxima el fichaje de Kylian Mbappé. El francés es la preferencia que el mandamás blanco se ha marcado en su hoja de ruta. Pérez es consciente de la dificultad de la operación, pero quiere a Mbappé…o a Mbappé. Pero el sabio dirigente blanco también es consciente de que en la próxima ventana de fichajes se antoja casi imposible sacar al chico de París. Por eso, y con la intención de reforzar el ataque, la opción de Lautaro preside como óptima por dos razones: es joven -22 años-, aunque ha demostrado su eficacia en una grande de Europa, y la adquisición evitaría el refuerzo del eterno enemigo con un delantero que parece puede convertirse en una de las estrellas de la presente década. Los 32 años de Benzema concitan a cerrar la ecuación.

El FC Barcelona busca delantero ahora… y en el verano. Los 33 años de Luis Suárez y las incógnitas de alto rendimiento que pueda presentar cuando se restablezca de la operación de la rodilla provocan que los culés apuren para firmar un ‘9’. En las oficinas del Camp Nou estirarán la figura de Leo Messi para que su icono sea capaz de seducir a Martínez, como cualquier argentino que anhela jugar en el mismo club que el ídolo. El Barça lleva trabajando en esta operación varios meses, pero el revuelo que acompaña a la entidad en las últimas semanas impide avanzar. Para la Junta directiva es el ariete soñado, pero lamentablemente para ellos todavía no cuenta con el sí del jugador.

El Inter, mientras tanto, vive tranquilo agarrado al vínculo que el ‘Toro’ rubricó hasta junio de 2023. Sin necesidad imperiosa de vender, la protección de 111 millones de euros no los altera. Si bien, son conscientes de la ardua competencia y de que el chico da largas para evitar sentarse a negociar la ampliación de contrato que busca la entidad lombarda. Además, algunos medios argentinos explican que la cláusula de rescisión sólo tiene validez para los primeros quince días de julio. Es decir, que a partir de esa quincena estival el club interesado tendría que negociar con el Inter un nuevo precio de salida, que se entiende debido al rendimiento, sería superior. Así las cosas, Pérez y Bartomeu, tras elegir objetivo, deben sacar sus mejores armas de seducción para persuadir al atacante. Uno empleará la grandeza histórica de la entidad. El otro tirará de la fuerza de Messi. Los dos deberán dejarse buena parte de su economía, la blanca más boyante que la azulgrana, porque desde la Premier no van a amagar. Y el Inter se decantará por el mayor postor. ¿Lo hará también Lautaro?

Más noticias en MSN:

-El Madrid se plantea pagar la cláusula de Lautaro

-Simeone rescata el ‘cuatrivote’

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon