Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Barça o cómo tirar 150 millones a la basura

Logotipo de Goal.com Goal.com 21/04/2017 Ben Hayward
André Gomes ha sido uno de los jugadores más criticados. © Getty André Gomes ha sido uno de los jugadores más criticados.

El análisis empieza ahora. Por segunda temporada consecutiva el Barcelona se ha quedado fuera de la Champions League en cuartos de final, y aunque hay muchas razones para estas eliminaciones, sus movimientos en el mercado de fichajes en las últimas dos temporadas tienen un papel importante en este fracaso.

El Barcelona ganó el triplete en el primer año de Luis Enrique, fichando aquel verano a Luis Suárez, Ivan Rakitic, Marc-André Ter Stegen, Claudio Bravo y Jérémy Mathieu, con el principal objetivo de preparar el plantel para pasar la sanción de la FIFA.

Esta sanción acabó costándole el puesto a Andoni Zubizarreta, aunque después se acabó demostrando que sus fichajes fueron bastante buenos. Todo lo contrario que le ha pasado a Robert Fernández, cuyas contrataciones no han tenido el impacto esperado.

A pesar de la sanción FIFA, el Barcelona firmó en el verano de 2015 a Arda Turan y Aleix Vidal. El turco costó 34 millones de euros que fueron a parar a las arcas del Atlético de Madrid, mientras que el lateral, procedente del Sevilla (18 millones) llegó con la etiqueta de ser el sustituto de Dani Alves. A causa de la sanción, ambos jugadores tuvieron que esperar su oportunidad hasta enero de 2016, viendo cómo no terminaban de integrarse como debían en el equipo.

Arda Turan ha lucido más en su segunda campaña, pero nunca llegando a ser tan importante como se esperaba. Aleix Vidal, sin embargo, se ha visto obligado a detener su actividad tras una grave lesión justo cuando había encontrado su sitio en los esquemas de Luis Enrique, para el que no contaba hasta poco antes del percance.

Uno de los problemas más importantes ha sido la marcha de Dani Alves a la Juventus, que ha dejado a Sergi Roberto como primera opción en el lateral derecho, un jugador cuya posición natural no es esa.

Andre Gomes, que llegó este pasado verano por 35 millones -más 20 en variables y 15 si gana el Balón de Oro-, puede necesitar más tiempo para rendir a buen nivel, pero lo cierto es que no ha demostrado el elevado precio que costó y muchos no entienden esta incorporación.

Lucas Digne (16'5 millones) no empezó nada mal, entrando varias veces en las alineaciones de Luis Enrique, sin embargo ha quedado demostrado que teniendo a Jordi Alba y a Jérémy Mathieu, lo que realmente necesitaba el Barcelona era un jugador para el flanco derecho.

Por su parte, Denis Suárez regresó al equipo a precio reducido (3'25 millones) y ha mostrado signos de que puede ser una de las piezas importantes para el futuro; mientras que Jasper Cillessen es un relevo de garantías para Ter Stegen.

No se puede decir lo mismo de Paco Alcácer. Tras la eliminación de la Champions League la pasada temporada, Luis Enrique pidió un delantero con el que poder dar descanso a Luis Suárez, y los blaugranas se gastaron 30 millones de euros en el delantero del Valencia.

Alcácer apenas ha marcado cinco goles en todo el curso y no se ha ganado la confianza de Luis Enrique, que ha seguido alineando a Suárez en prácticamente todos los encuentros. Lo que sorprende es que para ese papel tenían a Munir, delantero de la cantera totalmente adaptado al equipo, pero prefirieron invertir 30 millones en punta de Torrent.

La única excepción en todos estos fracasos ha sido Samuel Umtiti. El zaguero procedente del Olympique de Lyon costó 25 millones de euros, pero siempre que ha sido titular el equipo ha ganado, hasta la derrota en Málaga hace dos semanas.

El Barcelona necesitaba fichajes para llenar el vacío que han dejado hombres como Xavi Hernández, Pedro Rodríguez o el propio Dani Alves; teniendo en cuenta además que La Masía ya no produce los jugadores que saltaban al primer equipo y prácticamente triunfaban desde el primer día, pero no lo han conseguido.

En consecuencia, por primera vez desde el año 2005, el Barcelona ha encadenado dos temporadas consecutivas sin estar en las semifinales de la Champions League, aunque teniendo en cuenta el rendimiento de sus fichajes, a pocos pilla por sorpresa.

Los peores fichajes en la historia del Barcelona

Richard Witschge ex Barcelona player: RICHARD WITSCHGE | Recomendado por Johan Cruyff como el mayor talento del fútbol holandés. Anotó dos goles en dos años Los peores fichajes en la historia del Barcelona

MÁS EN MSN

-Los motivos de Iniesta para no seguir en el Barça

-El dineral que pierde el Barça por quedarse fuera

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon