Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Kroos, un ídolo en Madrid al que critican en Alemania por su falta de liderazgo

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 08/04/2021 Ulises Sánchez-Flor
Toni Kroos conduce el balón durante un partido del Real Madrid. (@ToniKroos) © Externa Toni Kroos conduce el balón durante un partido del Real Madrid. (@ToniKroos)

No es un apasionado del fútbol. Más bien todo lo contrario porque cuando acaba un entrenamiento y un partido se marcha a casa y desconecta. Si tiene que ver algún deporte prefiere seguir el tenis o un partido de la NBA. El fútbol puede llegar a saturarle. Así es Toni Kroos, un alemán que es una estrella en el Real Madrid y que, curiosamente, no es un ídolo en su país. Aquí, en España, lleva casi siete años y es reconocido como uno de los futbolistas más importantes. En Alemania le ven de otra manera, con recelo porque consideran que no tiene liderazgo.

Toni Kroos tiene estas dos caras. Lo asume y no va a cambiar porque, según dice, le ha ido bien en la vida y en su profesión. Ha ganado los mejores títulos con el Real Madrid, tiene mucho dinero (el sueldo es de 11 millones de euros netos), su familia es feliz en nuestros país y desde que está aquí descubrió su lado más solidario.

En sus primeras Navidades en España, el club organizó un acto para que los jugadores de las plantilla de fútbol y baloncesto fueran a los hospitales para hacer entrega de regalos. Kroos, desde ese momento, entendió que tenía que hacer algo, habló con su mujer (Jessica) y crearon una Fundación. La presidenta es su mujer y el matrimonio está volcado con este proyecto que lleva en marcha cinco años y tiene como objetivo recaudar dinero para ayudar a los niños con enfermedades terminales. Trabajan con las clínicas infantiles de Colonia y Düsseldorf y una de las acciones más populares fue la donación de casi 650.000 euros recaudados por la subasta de la camiseta de la final de la Champions contra la Juventus en Cardiff.

En el vestuario del Real Madrid le llaman ‘Iceman’. Es tranquilo, calmado, no se agobia y ese estilo diésel de su juego es el reflejo de una personalidad segura. Pero en Alemania recibe críticas por ser frío y despegado. Vienen desde la consecución del Mundial en Brasil 2014 cuando no posó con todo el equipo y la canciller Angela Merkel. Kroos se quedó solo en el vestuario desabrochándose las botas en el momento de una escena para la historia. “No echo de menos esa foto en mi colección”, reconoció después.

Deja la Selección

Por actos como el mencionado y otras duras derrotas se duda de Kroos en Alemania. Kroos estuvo en el once que fracasó en el último Mundial, el de Rusia 2018, con la derrota contra Corea del Sur que les dejó como cuartos del grupo y fueron eliminados. Un batacazo y un bochorno para el país germano, que pedía responsables. Joachim Löw, el seleccionador, protegió a Kroos y siguió contando con él, pero el centrocampista había tomado nota y maduró una decisión. Quería dejar la Selección y se puso fecha para un retiro en 2020. Es la Eurocopa que debería haberse jugado el año pasado y que se suspendió por la pandemia.

Kroos sigue en los planes de Löw para la Eurocopa de este verano, pero lo que ha hecho en la última concentración tampoco le ha ayudado en su país. En el mes de marzo decidió marcharse de la concentración porque tenía unas molestias en los aductores y pidió regresar a Madrid. Renunció a quedarse en la Selección, como hacen otros para forzar (caso Sergio Ramos), y no estuvo en los partidos de clasificación para el Mundial de Qatar 2022.

Kroos en el partido que España goleó a Alemania en la Liga de Naciones. (Efe) © Proporcionado por El Confidencial Kroos en el partido que España goleó a Alemania en la Liga de Naciones. (Efe) Kroos en el partido que España goleó a Alemania en la Liga de Naciones. (Efe)

Es la prueba de que este Mundial no está en sus planes. Dio prioridad a estar recuperado para jugar con el Real Madrid y llegó a tiempo para jugar el partido de ida contra el Liverpool de los cuartos de final de la Champions. Un encuentro en el que destacó por sus pases que significaron los dos primeros goles y el ritmo que puso al partido y que le convenía a su equipo. “Lo de Kroos es algo asombroso porque cuanto más difícil es el partido, mejor juega. La capacidad técnica para elegir los pases en largo y en corto. Es un maestro y es un privilegio que esté con nosotros”, manifestó Butragueño tras el partido. Este tipo de elogios no los escucha en Alemania. Kroos fue otro de los señalados en la contundente derrota contra España (6-0) en la Liga de Naciones.

Retirarse en el Madrid

Pese a haber disputado tres Mundiales y tres Eurocopas, tener 101 internacionalidades y ser campeón del mundo, renuncia a más batallas con la Selección. Con 31 años y dos temporadas de contrato en el Real Madrid entiende que lo mejor es gestionar los últimos años de su carrera para estar a un altísimo nivel con el equipo madridista. En alguna ocasión ha reconocido que le gustaría retirarse en el Madrid y que si tiene que ser con 33 años no le importa porque ya ha ganado muchos títulos, dinero y tiene otras inquietudes y proyectos.

Cuando deje el fútbol no será entrenador. Esto lo tiene muy claro, aunque Zidane le comenta que él tampoco tenía planes de estar en los banquillo y después apareció una tardía vocación. Kroos responde que a él no le gustan los horarios del fútbol y mucho menos los de un entrenador que son todavía más estrictos. Hace un año abrió una empresa inmobilaria en una urbanización de La Finca, en Pozuelo de Alarcón, que tiene que combatir con la crisis que provoca la pandemia.

El hombre de personalidad tranquila e inalterable no tiene carisma en Alemania ni tampoco hace mucho por cambiar la opinión de los que no le ven como una estrella. Salir del Bayern de Múnich, no hacerse la foto de campeones con Angela Merkel, irse de la concentración de la Selección, poner fecha de retirada pasan factura a la popularidad.

La imagen en España es otra. En el Madrid se quedaron sorprendidos los primeros días cuando le vieron lavando sus botas tras un entrenamiento y hablan de un alemán tranquilo y feliz que ha hecho todo por integrarse a la cultura de nuestro país, que devora el jamón ibérico, pero que le cuesta aceptar los horarios nocturnos de los partidos en España porque él y su familia hacen merienda-cena.

El valor que le da Florentino

Lo más importante para el alemán es que tiene el apoyo del club, pero sobre todo el reconocimiento de Florentino Pérez. El dirigente elogia su juego, lo califica de una operación redonda con un coste de 25 millones de euros. Amortizadísimo. "Santiago Bernabéu nos dijo que aquí tienen que jugar los mejores del mundo. Y por eso fiché a Zidane, Ronaldo, Beckham, Cristiano y a Kroos", dijo Florentino en un documental sobre la figura del alemán y al que considera uno de sus mejores fichajes.

"Kroos tiene un estilo que hace que la gente que va al campo vaya a verle a él. Para mí ha sido uno de esos jugadores que ha nacido para jugar en el Real Madrid", con estas palabras del presidente, Kroos no puede sentirse más querido. El día de su presentación fueron más de 20.000 personas al estadio y este recibimiento le marcó. En todos estos años ha tenido la oportunidad de cambiar de equipo, con la insistencia del Manchester United, pero ha elegido quedarse en España y estar muy centrado en los años que le queden de fútbol en el Real Madrid.

El pasado 1 de marzo cumplió otro de sus objetivos individuales y aprovechó para recordarle a Florentino que le queda cuerda para rato. Kroos jugó su partido número 309 con el Real Madrid, superó a Stielike, y se convirtió en el futbolista alemán con más partidos en la historia del club. "Espero estar aquí hasta que pueda mi cuerpo y creo que, de momento, no está mal", lanzó para mostrar su compromiso. Entre que Florentino le tiene en estima, la regularidad de su rendimiento y guiños como abandonar la concentración de la Selección alemana para estar fresco con el Madrid, no tienen que existir dudas de que hay Kroos para rato.

MÁS EN MSN:

Mbappé reina contra un Bayern sensacional

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon