Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nadie quiere a Jordi Alba

Logotipo de AS AS 11/10/2018 Juan Jiménez
El lateral, fuera de los planes de Luis Enrique, tampoco recibe una oferta de renovación pese a llevar un año pidiéndola. © Getty El lateral, fuera de los planes de Luis Enrique, tampoco recibe una oferta de renovación pese a llevar un año pidiéndola.

Es difícil definir la situación de Jordi Alba. En un momento dulcísimo de su carrera, después de una excelente temporada 2017-18 (48 partidos, 11 asistencias) y de un inicio meteórico otra vez este curso (11 partidos, cinco asistencias, exhibición de Wembley incluida), el lateral se ha visto excluido de la Selección desde la llegada de Luis Enrique y, de paso, aún no ha puesto en marcha su renovación con el Barcelona. Según la lógica actual de política de los clubes, este debe ser el curso en el que debe renovar el lateral de L’Hospitalet, que finaliza su compromiso con el club azulgrana en junio de 2020.

Según informó el miércoles La Graderia de SER Catalunya, el entorno de Alba no tiene noticias del club azulgrana desde hace más de un año y hay cierta inquietud en sus agentes. No así en el futbolista, convencido de que renovará y acabará su carrera deportiva en el Barça pese a que en la Premier tiene más de una novia.

Alba sí pensó salir del Barça durante unos meses a principios de 2017, cuando perdió la titularidad y coqueteó con el Chelsea. Hasta llegó a pedir informes a sus amigos Pedro y Cesc. A Alba no le hizo ni gracia salir del equipo y, por entonces, el Barça se lanzó a por el fichaje de Theo Hernández, que finalmente eligió el Madrid.

Alba, sin embargo, tuvo el mejor socio posible en Messi. El gol del Clásico de Sant Jordi reafirmó que el Barça no debía perder esa sociedad. El adiós de Luis Enrique hizo más fácil las cosas para Alba, que recuperó todo el protagonismo con Luis Enrique y es un factor ofensivo determinante para el Barça.

En principio, nada hace pensar que la renovación pueda suponer un problema para el Barça, pero tanta parálisis es algo extraña y si el Barça no cierra el asunto antes de final de temporada, Alba tendrá manos libres para decidir su futuro y recibir una brutal prima de contrato (del Barça o del club que sea) durante la temporada 2019-20.

Más noticias en MSN:

-El PSG le declara la guerra al Barça

-La repesca de Hermoso sólo costaría 7,5 millones de euros

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de As.com

image beaconimage beaconimage beacon