Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sadio Mané, la prioridad de Zidane

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 20/03/2019 Ulises Sánchez-Flor
El senegalés sería una de las prioridades de Zidane. © Getty El senegalés sería una de las prioridades de Zidane.

A Zidane le pueden hacer feliz si le fichan a dos futbolistas de la Premier League. No son operaciones sencillas porque son estrellas en sus clubes, pero tienen el perfil que demanda el técnico francés. Los nombres de Sadio Mané y Eden Hazard se presentan como las opciones más realistas para el entrenador francés. No tienen nada que ver con Mbappé y Neymar. El gusto de Florentino es otro, pero está obligado a escuchar y conceder a Zidane esos refuerzos que sirvan para reconstruir la plantilla. Zidane estaría encantado si le traen, principalmente, a Sadio Mané. Eden Hazard, dentro de las dificultades, está más avanzado. Los dos suman 30 goles en la Premier League. Los 17 de Mané y los 13 de Hazard más la experiencia y el liderazgo de cada uno serían el mejor regalo que se le puede hacer a Zizou. Con esta pareja provocaría un cambio sustancial en el ataque del Real Madrid.

Las negociaciones no serían sencillas y el gasto se iría a una cifra que puede rondar los 200 millones de euros. Con este dinero no se contrata ni a Neymar ni a Mbappé. En el caso del Liverpool sería una negociación compleja porque Sadio Mané es uno de los intocables de Jurgen Klopp y pagó 41 millones de euros por el senegalés en 2011. Mané (26 años) se caracteriza por su potencia, velocidad y una sobrada capacidad para desbordar. Tiene gol. Un extremo que juega por la izquierda y la derecha. Del gusto de Zidane. Con el Chelsea se está pendiente de que Eden Hazard resuelva su contrato. El belga acaba en 2020 y sigue sin renovar. "Por el momento no hay nadie esperándome", dice el belga que está concentrado con la selección. Un jugador más que recomendado por Zidane en todos los años que ha estado en el Madrid y que no oculta que tiene predilección por el club blanco.

La postura en el Real Madrid para acudir al mercado de fichajes es la de ir a por aquellos jugadores que mejoren la plantilla. La reconstrucción no se puede hacer con futbolistas que no den un salto de calidad y competitividad. Zidane marca la hoja de ruta del club en una política de fichajes que tiene un freno: Florentino Pérez no quiere hacer fuertes desembolsos en contrataciones que no sean jóvenes promesas o estén contrastados. El presidente se vino arriba horas después de la presentación de Zidane cuando asistió a la cena benéfica organizada por Esteban Granero y respondió ante los periodistas que le gustaría tener a Neymar y Mbappé. Zidane es más realista y tiene en el radar otras opciones.

El jarro de agua fría con Mbappé y Neymar

Si Florentino guardaba alguna esperanza de que con el regreso de Zidane y la eliminación en la Champions del Paris Saint Germain se le abriera una puerta este verano para negociar por Neymar y Mbappé, se le puede ir quitando de la cabeza. El Tribuna de Arbitraje del Deporte (TAS) acaba de fallar a favor del club parisino. No se reabre el caso de un posible incumplimiento en las reglas del ‘juego limpio’ que investiga la UEFA a un club que está bajo sospecha. Un jarro de agua fría para los que veían la opción de que saliera alguna de las estrellas. El TAS anula el expediente que había abierto la Instancia de Control Financiero de los Clubes de la UEFA el pasado 19 de septiembre. Las cuentas del PSG están a salvo y Mbappé y Neymar son intocables.

Para el próximo mercado de fichaje se alejan, otra vez, dos sueños del presidente blanco. Futbolistas por los que sí haría un locura porque tienen lo que demanda: talento, espectáculo y retorno económico. En el Madrid tienen que marcar otra estrategia para reforzar los puestos de arriba. Una de las necesidades del equipo es encontrar gol y no hay grandes especialistas que puedan venir al Madrid. Ni tampoco otro Cristiano Ronaldo. Cuando en el club blanco han intentado sondear al Tottenham por Harry Keane se les ha dado un precio prohibitivo que supera los 200 millones de euros... que es lo mismo que decirles que no está venta. Los esfuerzos tienen que estar en otros jugadores que recomienda Zidane. A Florentino le toca poner toda la carne en el asador porque el Liverpool acaba siendo un club vendedor –como comprobó el Barcelona con Coutinho– y a Zidane le haría muy feliz si le trae a Sadio Mané.

Más noticias en MSN:

-El renacer de los Boixos

-Keylor Navas, muy duro con Solari

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon