Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Y si resulta que Benítez dijo la verdad?

Logotipo de SPORTYOU SPORTYOU 04/01/2016 Miguel Gutiérrez
¿Y si resulta que Benítez dijo la verdad? © Getty Images ¿Y si resulta que Benítez dijo la verdad?

Escuchamos a Rafa Benítez tras el enésimo pinchazo del Real Madrid en esta Liga y, una vez más, todo suena a excusa. Unas veces se agarra a la estadística más recóndita (los números, recuerden, son de plastilina) y otras, a hologramas que sólo él percibe. Anoche, tras empatar ante el Valencia, aseguró que sus hombres habían hecho "un gran partido": "El juego del equipo merece más elogios que otra cosa", dijo tras el empate ante el Valencia.

No esperábamos que Benítez saliera a reconocer que su equipo no juega un pimiento, desde luego, pero... ¿y si resulta que estaba siendo sincero? ¿Y si cree de verdad que el Madrid jugó "un gran partido" contra el Valencia? ¿Y si esa es realmente la idea que quiere en partidos de cierta exigencia, Malmös al margen? Un equipo que sale enchufado, se adelanta gracias a su innegable calidad técnica (ayer, una delicatessen de la BBC) y espera luego agazapadito a que las tres flechas de arriba, con más espacios, puedan rematar la faena. Por abreviar, lo que viene siendo un equipo de contragolpe de toda la vida. Le pasó en el Calderón, le pasó en el Pizjuán y le pasó ayer. Las tres veces el 0-1 activó un mecanismo que tiró del equipo para atrás. Las tres veces se fue sin la victoria.

La satisfacción de Benítez no me resulta inverosímil, al contrario. Sabemos que le llena más Casemiro que Isco, se fía más de Kovacic que de James, de Lucas Vázquez que de Jesé. La víspera del partido explicó que la calidad de un jugador no es sólo técnica, sino también entrega -y en eso no le falta razón-. Pero si lo Mestalla le pareció "un gran partido", el techo de la excelencia está realmente bajo. La pregunta es si quienes confeccionaron esta plantilla tenían esa misma idea de fútbol en la cabeza al contratar al entrenador. La pregunta, de hecho, es si en todos estos años, de Pellegrini a Ancelotti pasando por Mourinho, han tenido alguna idea de fútbol.

MÁS EN MSN

-¿Sigue Rafa Benítez?

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon