Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¡Hoy se entrenará!

Marca Marca 22/05/2014 A. R. Barbero/D. G. Medina
Diego Costa © Reuters Diego Costa

Diego Costa regresó ayer a Madrid, así que su viaje a Belgrado apenas duró un día. El hispano-brasileño aterrizó en Barajas a última hora de la tarde. Apareció en la terminal ejecutiva del aeropuerto acompañado por Óscar Pitillas, recuperador de la plantilla del Atlético.

Con MARCA como único testigo, se subió a una furgoneta y se dirigió directamente a la clínica Cemtro, para someterse a una resonancia en la que se pudieran apreciar los efectos del tratamiento relámpago al que fue sometido en la capital serbia por parte de Marijana Kovacevic, también conocida como la Doctora Milagro.

Placenta de yegua

Las sensaciones no son negativas, pero resulta aventurado aún afirmar que Costa podrá estar el sábado en la alineación rojiblanca. La intención es que se entrene esta tarde y se empiece a comprobar, así, el estado de su muslo derecho. En ciertos sectores se mantiene el escepticismo respecto a los métodos de Kovacevic, que utiliza la ya famosa placenta de yegua, pero en el club entendieron que cualquier ayuda resulta positiva una vez se dictaminó que no había rotura, lo que significaba que el jugador no estaba descartado, pero también que iba a resultar complicado que llegara a tiempo de disputar la final de Champions de Lisboa.

Las pruebas de diagnóstico a las que fue sometido el pasado lunes determinaron, en ese sentido, que Costa sufre una lesión muscular de grado I del músculo biceps femoral en la cara posterior. Eso abrió una pequeña opción para que el pichichi rojiblanco llegara a Lisboa, por mucho que se le hubiera dado por descartado. En ese sentido él se mostró desde el primer momento dispuesto a asumir cualquier tipo de riesgos, sin tener en cuenta la cercanía del Mundial y su presencia en la lista de Vicente del Bosque.

Sobre lo que el Atlético mantiene el secreto es sobre el origen de la idea, entiéndase sobre la persona que ofreció la posibilidad de acudir a la consulta de Kovacevic. En ese sentido se entiende que el margen de error es escaso. El tratamiento, en todo caso, ya ha sido aplicado. Ahora se trata de que dé resultado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon