Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Cómo es el combustible de un F1?

SPORTYOU SPORTYOU 04/05/2016
¿Cómo es el combustible de un F1? © Getty Images ¿Cómo es el combustible de un F1?

El combustible destinado a los monoplazas de F1 es mucho más parecido al de nuestros coches de lo que parece. Lleva prácticamente los mismos componentes que la gasolina normal y la diferencia está en algunos aditivos y su proporción. Pero no siempre fue así.

Los primeros monoplazas: ¡más madera!

Antes que la composición de los combustibles para competición estuviera regulada, en la Fórmula 1 se utilizaba casi cualquier tipo de combustible y aditivo. Los proveedores de los equipos de F1 utilizaban mezclas con tanto poder corrosivo, que los motores tenían que desmontarse enteros después de usarse, para ser limpiados con gasolina normal con el fin de evitar daños. Esos carburantes tenían un efecto devastador para quienes lo manipulaban e incluso para los espectadores, por los vapores tóxicos que liberaban. Así fue cómo la FIA (por entonces FISA) decidió regular la composición de la gasolina utilizada en la F1 a partir de 1989, para que fuera lo más parecida posible a la que podemos encontrar en cualquier gasolinera y evitar problemas de seguridad.

La aerodinámica es importante en la F1, también en los motores

En un monoplaza de F1 el control de la aerodinámica es básico para que se pegue a la pista a cualquier velocidad y en todo tipo de circuitos. Esto también ocurre dentro de los motores. La última tendencia en su diseño es aprovechar cada gota de combustible, optimizando la aerodinámica interior del cilindro para que su combustión sea lo más rápida y homogénea posible. A pesar que el combustible normal y de F1 se parecen en un 99%, un monoplaza de F1 no arrancaría con gasolina normal. La razón está en el poder detonante de uno y otro. El índice de octano de una gasolina normal es mucho más bajo que de la F1. En los motores de combustión interna, se puede producir un fenómeno conocido como autodetonación, que hace que la mezcla de aire y combustible se inflame espontáneamente antes de que la llama produzca su explosión. En ese momento los frentes de llama no tienen una espiral uniforme, afectando al rendimiento del motor o produciendo daños internos. Un índice de octano alto hace que este fenómeno disminuya, algo básico para el rendimiento y la fiabilidad de un motor de F1.

Gasolina diferente para cada circuito

No todo es la detonación. Las mezclas de aditivos no suelen ser iguales de una carrera a otra. En circuitos lentos, donde la refrigeración no es la óptima, el combustible es menos detonante para cuidar el motor, mientras que en los más rápidos, donde se busca el mayor rendimiento posible, el índice energético es el más alto posible. Además, los equipos siempre buscan que el combustible tenga el peso más bajo, para favorecer diferentes estrategias de carrera, ofreciendo la posibilidad de cargar más o menos combustible y jugar con los lastres del monoplaza para optimizar su puesta a punto. La gasolina de F1 se elabora específicamente para cada motor; de hecho si se usara en un motor diferente, tendría un rendimiento anormal. Cada motorista tiene un suministrador diferente: las escuderías motorizadas por Ferrari usan Shell, las de Renault, Total, Mercedes emplea Petronas y Honda, para McLaren, usa Mobil 1.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon