Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿La peor Brasil de la historia?

Marca Marca 13/06/2016 Jon Prada

Coutinho © AP Coutinho La eliminación de Brasil en la fase de grupos de la Copa América Centenario es la primera desde que se juega el certamen bajo al actual formato, que se impuso a partir de la edición de 1993 en Ecuador.

La vez anterior que Brasil quedó afuera en la fase de grupos se dio en 1987, cuando el certamen se disputó en Argentina. En aquella ocasión, los grupos los conformaban tres equipos y sólo avanzaba el primero a las semifinales.

Brasil quedó eliminado de la ronda de los cuatro mejores después de que Chile lo goleara 4-0 en el último encuentro del grupo.

Aquella calurosa tarde de junio de 1994 en la que Brasil conquistó en Pasadena la Copa del Mundo ante Italia terminando con 24 años de sequía Mundial, la 'Canarinha' cambió para siempre. El equipo de los cinco 'dieces' liderado por Pelé y en el que Rivellino, Tostao, Jairzinho y Gerson hacían diabluras y que ganó el Mundial de 1970, tenía sus herederos en el músculo de Dunga, Mazinho y Mauro Silva y en el talento de Bebeto y Romario.

El 'jogo bonito' indisoluble hasta los 90, que había catapultado al Brasil de Zico y Sócrates, entre otros, a maravillar con el balón pero a caer en los años 80 ante las potencias europeas y Argentina, había encontrado una nueva fórmula de éxito ante los gigantes y tácticos europeos: disciplina y poderío físico en la medular; talento y gol en la vanguardia. Un mix que llevó a la 'Canarinha' a jugar tres finales consecutivas de la Copa del Mundo (94, 98 y 02) y a ganar dos (94 y 02) pero que ha muerto en la tierra donde nació.

Dunga levantó aquella Copa del Mundo hace casi 22 años y ha sido el patrón que ha naufragado en esta Copa América Centenario. La fórmula que funcionó con él como futbolista ya no sirve. Lo que le salió en la Copa en Venezuela en 2007 no ha 'cuajado' en Estados Unidos. Aunque el gol en la derrota ante Perú (0-1) fue ilegal y el empate metía a Brasil en cuartos, el fútbol brasileño ha entrado en barrena. El 1-7 ante Alemania en las semifinales de su Mundial hace dos años sólo acrecentó los problemas de la 'verdeamarela'. Maracaná asistió a un golpe histórico. Impotencia ante la irregular imagen de una selección que ha fascinado y maravillado al mundo durante décadas con su técnica y espectáculo y que ahora peca de la que ha sido su bandera: Brasil se ha quedado sin imaginación, sin alegría, sin 'jogo bonito'. 

No quedaba fuera en fase de grupos de Copa América desde Argentina 1987. © Marca No quedaba fuera en fase de grupos de Copa América desde Argentina 1987.

Le falta calidad, aunque suene a sacrilegio. La frescura ha quedado encorsetada en un equipo industrial que sin Neymar no tiene apenas magia. Con tres mediocentros defensivos (Renato Augusto-Elias-Casemiro), notables en el corte y en la confección pero sin profundidad, y sin nueve de renombre desde hace años, Brasil ha sido eliminada por primera vez, bajo el actual formato, en la fase de grupos de la Copa América. Desde 1987 no caía tan pronto en el certamen sudamericano. Willian y Coutinho no han podido con todo. Las bajas y las decisiones técnicas (Marcelo, Oscar, David Luiz... se han quedado fuera) dejaron a la 'Canarinha' sin favoritismo en el torneo. Pero caer a las primeras de cambio no entraba en los planes a pesar de ser un torneo especial por muchos condicionantes y con los Juegos de Río a la vuelta de la esquina. Las críticas en Brasil ya eran enormes por 'traicionar' a su pasado futbolístico. Y tras la eliminación se han acrecentado. La tormenta no cesa desde hace dos años. Dunga está en la picota. 'Tite' aguarda. Dos 'sopapos' en menos de dos años. Desde que Ronaldo, Rivaldo, Kaká, Ronaldinho... triunfaran en Corea y Japón en 2002 el fútbol brasileño ha decaído.

No asusta, no emociona como hacía con los 'vuelos' de Garrincha, la clase de Pelé o la 'samba' de 'Dinho'. La pentacampeona del mundo no genera la admiración pasada. Antes el planeta miraba a Brasil para ver buen fútbol. Ahora el polo está en España y Alemania. Su juego es cada vez más físico y menos imaginativo insistiendo en una fórmula que sin un grupo de 'artistas' en la vanguardia no funciona. No hay un Bebeto, Romario, Ronaldinho o Ronaldo en la actualidad. Aunque Neymar no está solo. Douglas Costa, Willian, Coutinho... deben acompañarle en este viaje. Aunque, el perfil de los últimos seleccionadores (Dunga, Scolari, Menezes...) no ha contribuido al espectáculo. La 'Canarinha' necesita una catarsis apostando por sus jóvenes talentos. Volver a sus orígenes. Volver a 'jugar'.

MÁS EN MSN

-La UEFA amenaza con expulsar a Rusia e Inglaterra

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon