Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Orinó Pablo Cuevas en una lata de pelotas en pleno Wimbledon?

El Economista El Economista 05/07/2016

Cuevas y Granollers protestan al supervisor del torneo antes de confirmar su derrota. © Gety Cuevas y Granollers protestan al supervisor del torneo antes de confirmar su derrota. El uruguayo Pablo Cuevas y el español Marcel Granollers protagonizaron un polémico partido de dobles en Wimbledon en el que hubo de todo. Desde protestas al juez de silla pasando por una 'huelga de brazos caídos' de ambos tenistas y, lo más impactante de todo, la acusación de que el primero, Cuevas, orinó en pleno partido en una lata de pelotas.

El choque que medía a esta pareja y a Jonny Marray (británico) y Adil Shamasdin (canadiense) se extendió a hasta el quinto set, momento en el que, con el tie-break en marcha, con 8-9 a favor de la dupla hispano-uruguaya, Cuevas solicitó a la juez de silla, la francesa Aurélie Tourte, acudir al baño.

Cuenta 'The Guardian' que siguiendo el reglamento (ya había agotado sus dos oportunidades para ir al reservado), Tourte denegó la petición del jugador, lo que provocó su enfado. Fue así como, según las acusaciones de un espectador, durante el instante en el que se cambiaron las equipaciones, Cuevas aprovechó para miccionar en una lata de pelotas vacía. El tenista usó una toalla para cubrirse mientras desahogaba sus necesidades.

La organización ha desmentido el acontecimiento, pero lo cierto es que el juez de silla le apuntó un 'warning' debido a una violación del código debido a una conducta antideportiva justo en ese instante.

Pero aún hubo más polémicas. El juego definitivo que dio el último set a su pareja rival estuvo marcado por otro warning a Cuevas y Granollers después de mandar una pelota lejos de la pista.

Esta advertencia supuso la pérdida de un punto ante la que la dupla decidió protestar no compitiendo el resto de servicios de sus rivales. Fue así, después de cinco minutos de discusión con el supervisor del torneo, como acabaron perdiendo el partido.

Frustrado por la derrota, Granollers increpó a la juez de silla y le lanzó una lata de pelotas vacía, lo que provocó que abandonase la pista escoltado por un miembro de la seguridad del torneo.

MÁS EN MSN

-Por qué los zurdos tienen más probabilidades de ganar Wimbledon

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon