Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Qué le pasa a Paco Alcácer?

Sport Sport 15/11/2016 Dídac Peyret
Alcácer espera que el partido del Málaga sea un punto de inflexión. © Getty Alcácer espera que el partido del Málaga sea un punto de inflexión.

A Paco Alcácer se le fichó para ser el cuarto delantero y su fútbol se define por los goles. Así que se le ve bloqueado desde que no marca. En un atasco en el que conviven la ansiedad y la urgencia, como si jugara anticipando permanentemente el gol. Nada raro, porque así es la vida del goleador. Siempre en los extremos; entre el elogio desmedido cuando marca y la crítica reduccionista cuando no lo hace. Es por eso que Alcácer necesita marcar ya. Para recuperar la naturalidad de su juego.

Para volver a ser el jugador que disfrutaron en Mestalla. Un delantero intuitivo, demoledor cuando ataca el primer palo o remata de primeras. Un ariete de esos que saben estar en el sitio y en el momento adecuado. De esos que controlan el timing del área. Que intúyen los rechaces y que tienen la panorámica de la portería en la cabeza.

El propio futbolista explicaba sus sensaciones a este rotativo hace un mes: "Sé que tengo que marcar ya. Soy un delantero y vivo por y para el gol. Si no fuera así sería central o portero. Un delantero se rige por trabajar y marcar goles. Las pocas ocasiones que tienes hay que meter alguna dentro".

En el equipo también existe la sensación que juega demasiado presionado. Luis Suárez lo explicó así en La Gradería: "Alcácer es un jugador de área. Si lo sacas a una banda, anda más perdido. Le veo con un poco de ansiedad. Quiere hacer tantas cosas que al final no hace ninguna. Tiene que tener mayor tranquilidad”.

Alcácer nunca destacó por el uno contra uno, ni por su participación en el juego, así que siempre sale mal parado cuando no suma en su casillero de goles. De ahí que el encuentro contra el Málaga se presente como una gran oportunidad. Para Vicente Mir, que lo tuvo a sus órdenes en el juvenil y el filial del Valencia, se está siendo injusto con el futbolista."Ha tenido oportunidades para meter tres o cuatro goles; si los hubiera metido, se hablaría de otra cosa. Cuando marque se desbloquerá".

Para el que fuera técnico del Hércules, Alcácer debe centrarse en las cosas que hace bien. Sobre todo esa capacidad goleadora que ha exhibido toda su carrera. "Es un chaval joven, con un gran futuro. Un futbolista que destaca por su finalización, que se puede asociar bien, que sabe jugar rozando el fuera de juego". Mir no cree que el cambio de estilo -más contragolpeador en el Valencia- sea clave para entender el rendimiento de Alcácer. "Se adapta bien igual al juego de posesión, porque sabe moverse. No tiene un buen uno contra uno, pero ese no es su juego. Es flexible, a la contra también se mueve muy bien; tiene buenos movimientos. Puede jugar arriba. Yo lo puse también de mediapunta y metía los mismos goles", recuerda.

También Vicente Castro, técnico del alevín B del Valencia, se expresa en la misma linea. "Paco ha hecho goles toda su vida y los seguirá haciendo. Yo también fui delantero y es un tema más mental. Ha tenido oportunidades claves y no las ha convertido. No creo que sea cuestión del estilo del Barça; Paco es un jugador que se mueve muy bien en el área, con un remate de primeras espectacular, y el juego del Barça hace que haya mucha actividad en el área".

El Málaga, ¿punto de inflexión?

Suárez no estará ante el Málaga este sábado por acumulación de tarjetas y se espera al ex del Valencia en el once de Luis Enrique. No será la primera vez; ya lo fue en la derrota ante el Alavés. Y antes, en el Valencia, en el arranque liguero. Asimismo, en la Champions fue titular ante el Borussia Mönchengladbach. Y salió de inicio en la final de la Supercopa de Cataluña ante el Espanyol. En total suma 411 minutos (267, en Liga; 54 en Europa y 90 en la Supercopa) esta temporada con el Barça.

Más allá de la falta de goles, sus números dejan entrever los problemas de adaptación del delantero. En Liga suma 17 balones perdidos y solo seis remates. Ninguna asistencia. Unas cifras que subrayan que Alcácer todavía sigue un poco fuera de onda, a la espera de familiarizarse con los automatismos.

Hay un factor clave de confianza que está afectando su juego, pero también ha tenido mala suerte, con remates al palo y ocasiones que habitualmente marca. "Es el mejor finalizador que he entrenado. Trabajamos eso con él y es especial en ese aspecto. Te coloca el balón en ambos palos. Con la izquierda y la derecha. Finaliza igual tanto de primeras como tras control. Y solo es más flojo en el juego aéreo", recuerda Mir.

El carácter del futbolista

¿Qué tipo de carácter hay detrás del futbolista? ¿Cómo es el Alcácer? Lo explica Mir: "Paco ha cambiado muchísimo: cuando lo conocí era un chaval tímido que no se relacionaba mucho con los compañeros, pero que era muy querido. En esa época tenías que estar muy encima de él; pasaba lo mismo con Isco, porque les gustaba solo el balón. A los dos se les veía ya que tenían cosas diferentes, aunque Isco era más del tipo de jugador de calidad. Paco de remate".

Castro, también destaca el carácter introvertido del futbolista, aunque subraya su perfil competitivo. "Siempre lo ha tenido. Paco es un killer y un killer es competitivo por naturaleza. Si te puede hacer quatro goles, te hace quatro. Un delantero siempre piensa en hacer un gol más. Y él es de esos". "Era un chaval muy callado. Muy majo y sin afán de protagonismo. Para ver donde ha llegado es importante saber que siempre tuvo clarísimo que quería ser futbolistado", añade.

En Barcelona no ha perdido este carácter tímido que siempre le ha caracterizado. En el vestuario tiene en Denis uno de sus grandes amigos tras coincidir en las inferiores de la selección. También siente muy cercano a Alba. "Es con el que más hablo y me dice que esté tranquilo porque seguro que los goles llegarán". También se está adaptando a una nueva ciudad y hace poco más de un mes se instaló en una casa en la falda de Collserola en el exclusivo barrio de Sant Gervasi junto a su pareja Bea Viana.

En el club piden paciencia a la espera de que marque y se vea otro Alcácer. "Cuando llegue el primer vendrán muchos más", recuerda el delantero una y otra vez. "Siempre ha marcado goles y los seguirá marcando", insisten los que lo conocen.

MÁS EN MSN

-Srna, un lateral de 34 años para reforzar al Barça

-Feo de Cesc a España en Wembley

Sigue toda la actualidad de LaLiga Santander

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Visita la web de Sport

image beaconimage beaconimage beacon