Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Y si Alonso prefería a Räikkönen desde el principio?

Marca Marca 22/04/2014 marca.com

Siempre se ha dado por hecho que Luca di Montezemolo fichó a Kimi Räikkönen en un calentón. La teoría con más aceptación dentro del paddock es que, tras el enfado de Alonso en Hungría, donde dijo que por su cumpleaños sólo pedía "un coche como el de los demás", se desataron las iras del presidente. A partir de ese instante, el capo de Ferrari movió los hilos para recuperar al finlandés, por mucho que se le hubiera pagado un finiquito millonario cuatro años antes para despedirlo por su desidia.

MARCA adelantó en su día que Fernando y algunas personas más ya conocían la noticia de la reincorporación de Kimi desde dos semanas antes de la cita de Hungaroring, concretamente desde el Gran Premio de Alemania en Nürburgring, por lo que la versión del cabreo se quedaba sin andamiaje.

Según se comenta hoy, el fichaje de Räikkönen fue una recomendación realizada por el propio asturiano al presidente, que en los últimos años ha consultado con él diversas cuestiones sobre el fichaje de técnicos y las necesidades de la 'Scuderia' para volver a convertirse en un equipo dominador. Otra cosa es que hasta la llegada de Marco Mattiacci - el sustituto de Domenicali - nunca haya parecido decidido a meter la piqueta desde los cimientos en cada departamento de la factoría de Maranello.

La amenaza era Hülk
Salvo Nelsinho Piquet y Romain Grosjean, ambos debutantes en la F1, Alonso no ha vivido tan cómodo en 13 temporadas de trayectoria en la F1. En realidad, a Fernando no le importaba tener a Kimi como compañero, más bien era Nico Hülkenberg a quien veía como una amenaza certera para el futuro.

Tanto ha sorprendido a muchos periodistas su actual rendimiento que, tras acabar en China a 99 segundos del asturiano, preguntaban a Räikkönen por una posible falta de motivación. "No sé por qué esto sale una y otra vez. Si no estuviera motivado, no estaría aquí y, sin duda, no estaría respondiendo a vuestras preguntas. He estado en este deporte el tiempo suficiente como para saber que a veces las cosas son simplemente así", comentaba el finlandés a la RTL alemana, un poco molesto.

F1 / Historia MARCA. La amenaza era Hulkenberg © F1 - Historia MARCA. La amenaza era Hulkenberg F1 / Historia MARCA. La amenaza era Hulkenberg

Kimi se quejó a su ingeniero de pista, Antonio Spagnolo, de una falta de potencia en las rectas de Shanghái, pero más tarde evitó referirse específicamente a este problema.

"La salida fue buena. Gané dos posiciones, pero luego no pude ganar más terreno, no tenía el ritmo y tenía poco agarre delante y detrás. En la última tanda, con neumáticos nuevos, el coche se comportó mejor. Luego, con la degradación, se complicó otra vez. Creo que la dificultad en China vino dada por una combinación de factores, desde mi estilo de pilotaje, a las bajas temperaturas y a las características de la pista", revela el finlandés.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon