Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

‘Big Papi’, la última leyenda de las Grandes Ligas

SPORTYOU SPORTYOU 12/10/2016 Antonio Gil
‘Big Papi’, la última leyenda de las Grandes Ligas © Getty Images ‘Big Papi’, la última leyenda de las Grandes Ligas

Se va una estrella y nace un mito. David Ortiz, más conocido, tanto por compañeros como por rivales, como ‘Big Papi’, se retira del béisbol en activo. El bateador designado de Boston Red Sox anunció al comienzo de la presente temporada que dejaría el diamante al término de la misma y con la eliminación de su equipo en la Postemporada 2016 cumple su palabra. A los 40 años, con 10 campañas a sus espaldas y 541 homeruns saliendo despedidos de su bate, el enorme jugador dominicano dice basta. Su dorsal número 34 será retirado por la histórica franquicia de Massachusetts y el círculo se cerrará para una de las carreras más brillantes de todos los tiempos en las Grandes Ligas.

El último partido de regular season disputado por Boston en el legendario estadio de Fenway Park fue el escenario perfecto para la despedida de gala a la ya leyenda. No se sabía hasta llegarían los Red Sox en las series finales por el anillo y no se quería dar opción a que una eliminación a destiempo arruinase la fiesta. Junto a él estuvieron sus compañeros más cercanos desde su llegada a los Medias Rojas en 2003, los tres trofeos de campeón en los que ha participado (2004, 2007 y 2013) y hasta el presidente de la República Dominicana. El mandatario fue el encargado de hacer el lanzamiento de honor del último encuentro (a la espera de los playoffs) de la carrera de ‘Big Papi’, con una enorme bandera de su país desplegada en el famoso ‘Green Monster’ que cierra el estadio en su fondo izquierdo y con el jugador esperando la bola tras el cajón de bateo. Una imagen que quedará grabada en la memoria de Ortiz y en la de todos los fans que disfrutaron con aquel momento.

Son famosos sus discursos, cuando el equipo perdía, ganaba o Boston sufría por el atentado del maratón

Sin embargo el gran adiós a ‘Big Papi’ llegó el día de la eliminación del equipo de Boston. Nadie, ni un solo espectador, dejó el estadio tras la derrota de su equipo. Con sus gritos obligaron a David Ortiz a regresar al césped y recibir una ovación de gala. El jugador, con lágrimas brotando de sus ojos y fluyendo por sus mejillas, se despidió de los aficionados que tanto le han venerado con la gorra en la mano… y a buen seguro que no fue el único que lloró. “Quiero darles las gracias a todos”, cumplió el descomunal bateador. Sus famosos discursos, cuando el equipo perdía, ganaba o la ciudad pasaba por un momento trágico como el atentado del maratón de Boston (muchos recordarán aquel mítico “this is our fucking city”) quedaron a la altura del betún con sólo seis palabras. Escueto, pero emotivo. Total, ya habrá tiempo para charlas cuando reciba el homenaje al entrar en el Olimpo de los Red Sox.

El nombre de David Ortiz o el apodo de ‘Big Papi’ son ya parte de la historia de la ciudad de Boston. Tras su último partido el gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, anunció que se bautizará como ‘Puente Big Papi’ a una de las conexiones que atraviesan la autopista Mass Pike, al tiempo que el alcalde de la ciudad declaró que una de las calles cercanas al estadio de Fenway Park se llamará ‘David Ortiz Drive’. Que no se diga que el jugador no ha dejado huella en una lugar donde le deben muchísimo, en lo deportivo y en lo personal.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon