Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

‘Derbi de Ramos’: Betis y Sevilla no reservan nada en el partido

AS AS 13/04/2014 José A. Espina

Suenan los tambores y cornetas de Las Cigarreras anunciando el paso de La Borriquita, pero el corazón apasionado de los sevillanos latirá ya a tope al mediodía, con la cuarta cita futbolística mayor del año a la sombra de La Giralda. Propios y extraños colocan a este derbi la etiqueta de descafeinado, sobre todo por una previa corta, triste para los béticos y eufórica para los nervionenses, que dieron hace tres días otro paso histórico a una semifinal europea. Pero cuando ruede el balón, cuando las gargantas suenen en Heliópolis, todo será fútbol de locura por dos horas a la orilla del Guadalquivir, incluso en pulcro inicio de Semana Santa.

Tras un 4-0 sonrojante en la primera vuelta y una eliminatoria europea que perdió, en casa y por penaltis, cuando parecía tenerla ganada, el Betis agota sus matemáticas de Primera y las opciones de darle alguna alegría a su gente. Calderón tocará a rebato, con casi cuatro delanteros (Molina, Castro, Baptistao y Vadillo) en su once y un cierto aire suicida, de morir matando.

Es el Sevilla quien asusta de verdad con su carrera triunfal en Europa mientras aquí, en la Liga, busca aún de la Champions. ¿Pesará más la inercia ganadora que la resaca del jueves? Parece que sí, por eso no se espera que Emery haga muchos cambios respecto al once que pasó por encima del Oporto, máxime cuando dejó al alemán Marin fuera. Con la duda de Carriço, el vasco ha despejado otra incógnita y se abona al doble pivote. En las botas de Rakitic podría estar otra vez la suerte de un partido sagrado, santo para vencedores, diablo para los que con la cabeza baja busquen el consuelo de las primeras cofradías.

1.500 sevillistas en Heliópolis

Se agotaron las 1.500 entradas que el Betis entregó al Sevilla para sus aficionados y habrá un buen ambiente en el Benito Villamarín, aunque no se espera ni mucho menos que se acerque al lleno por el horario de Semana Santa y por los precios de las entradas, de 45 euros la más barata. A esa hora ya habrá alguna cofradía que salga, y además cerca de Heliópolis.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon