Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

“Australia saldrá sin complejos ante Chile, Holanda y España”

AS AS 28/03/2014 Joaquín Maroto

—Casi todo el mundo piensa que Australia es la cenicienta del grupo. ¿Cree que no tienen opciones de pasar ante España, Holanda y Chile?

—Es cierto que somos la selección más inexperta, pero eso no nos asusta. Australia tendrá algunas ventajas en los partidos del Mundial. Para empezar la presión será para los rivales, y también la responsabilidad de ganar. Y no se lo vamos a poner fácil. Australia va a salir sin ningún complejo ante Chile, Holanda y España, y estoy seguro de que vamos a dar algún disgusto. Sabemos, yo sé, que es muy difícil pasar, pero no descarto la sorpresa.

—Australia es una selección casi desconocida en Europa, y más tras los últimos cambios que usted ha introducido en el equipo. ¿Qué plan tiene para el Mundial?

—Estamos en una fase de renovación de la selección. Iremos al Mundial con un equipo joven, atrevido y valiente. No vamos a jugar al cerrojo. Al revés, vamos a ir en busca de la portería contraria. Jugaremos con alegría y con fuerza. Quiero un equipo brioso y rápido. No es que vayamos a ir de frente sin defender nuestra portería, pero no pensaremos sólo y primer en defender. En Brasil jugaremos así, y eso nos ayudará a madurar. El proyecto está pensado para cuatro años, pero si cuaja antes mucho mejor.

—Jugó el Mundial Sub-20 de 1985 pero nunca tuvo la ocasión de participar en una Copa del Mundo absoluta. ¿Es su gran sueño?

—Recuerdo con gran cariño ese campeonato. Jugaba de lateral derecho y no pudimos pasar de la fase de grupos. Para mí tener la oportunidad de dirigir ahora a Australia en el Mundial de Brasil es algo mágico. Pero echo la vista atrás y veo que he seguido un camino bueno, correcto, que me ha llevado hasta donde estoy ahora. Por eso es mayor la responsabilidad, pero también la ilusión por competir frente a selecciones como Holanda, Chile y España. Y veremos si contra alguna más...

—¿No cree que con un equipo tan joven tener un revés en el primer partido, contra Chile, les puede pasar factura?

—Primero, no contemplo tener un revés contra Chile. No voy a pensar en una derrota antes de jugar. En un partido todo es posible. Pero aunque fuera así no afectará a nuestra moral para los encuentros siguientes frente a Holanda y España. Creemos en nuestra capacidad para vencer a cualquiera, sea cual sea el rival. Lo más importante cuando participas en una gran competición es progresar, y para ello hay que tener fe en ti mismo y olvidarte de cualquier temor. Ese estado de ánimo es necesario para poder volver a levantarse tras cada fracaso y acercarse al objetivo.

—¿Qué destaca en la selección de Australia?

—Bueno, poca gente conoce que la actual selección de Australia es el resultado de la evolución de los jugadores que yo llevé al Mundial Sub-17 y después al Mundial Sub-20. Y ahí es donde está nuestra fuerza. Es un equipo joven, pero nos conocemos bien. Los jugadores saben lo que quiero, y yo sé lo que puedo esperar de ellos. Ha sido un período de siete años que hemos culminado logrando la clasificación para Brasil. El Mundial es para nosotros un desafío y un riesgo, pero lo vamos a encarar con confianza. Tenemos que llegar al Mundial con ilusión y esperanza. Creer en nuestras posibilidades es el primer paso.

—¿Qué selección cree que será la más difícil?

—España es la campeona del Mundo y Holanda la subcampeona. Chile lleva varios años en progresión y ha hecho una fase de clasificación magnífica. No puedo decir que será fácil para Australia, pero procuraremos que tampoco sea un paseo para los rivales. Personalmente el juego que yo busco, en lo que me fijo, es en lo que hace España. Yo trato de que mis jugadores se fijen en el fútbol de ataque. Destruir te puede llevar a ganar un partido, pero es difícil que te lleve a conquistar un campeonato. Como estamos formando una selección joven es vital que los conceptos sean claros, que el mensaje del entrenador no genere dudas. El mío es nítido. Prefiero jugar como lo hace el Bayern de Múnich de Guardiola que como lo hace el Chelsea de Mourinho. Los dos estilos me parecen respetables, pero yo me quedo con el de Pep.

—¿Qué virtudes destaca de la Selección de España?

—Es muy difícil estar tantos años liderando la clasificación de la FIFA y enganchando títulos como la Eurocopa y el Mundial. Si España lo ha logrado ha sido porque ha encontrado una generación única. Nadie tiene tantos buenos jugadores como España. Y además Del Bosque ha sabido ir renovando el equipo con otros jóvenes llegados desde las categorías inferiores que también han sido campeones. El éxito de España no se debe a un único factor, pero el factor principal es la cantidad y categoría de sus futbolistas y la maestría de su seleccionador para hacerles funcionar. España es el espejo en el que todos nos miramos desde hace muchos años.

—¿Qué le preocupa de Chile?

—Chile es más un equipo que una selección. Son un bloque con un estilo definido y con una idea. Se apoyan y son solidarios. Pero creo que la característica principal de Chile es que son competitivos. De las selecciones de Sudamérica es muy posible que Chile sea la que más ha progresado en los últimos años.

—Y de Holanda, ¿qué teme?

—Son los subcampeones del Mundo. España les ganó en la prórroga. Los holandeses tienen jugadores fantásticos que juegan en los grandes clubes de Europa, como Robben o Van Persie. Además, tienen un seleccionador también muy experimentado, como España. La verdad es que creo que el grupo más fuerte del Mundial es el nuestro, y lo digo convencido. Pasar a la siguiente fase va a salir caro. Y además es posible que el que pase segundo tenga que jugar contra Brasil la primera eliminatoria. Sí, el nuestro es el grupo más duro.

—¿Qué le parece que el primer partido del grupo sea la final del último Mundial?

—Bueno, eso confirma mi teoría. ¿No cree que un grupo en el que están el campeón vigente del Mundial y el subcampeón es el grupo más fuerte? Yo creo que eso no se puede discutir. Claro que luego cada seleccionador pensará que el más fuerte es el que le ha tocado a él, pero lo cierto es que en nuestro grupo están los dos finalistas de Sudáfrica 2010. Eso no se puede negar. Por lo demás, el que España y Holanda se midan en el primer partido puede ser bueno para Chile y Australia. Porque el resultado de ese encuentro tendrá peso en el desarrollo posterior del grupo. Vamos a ver qué pasa, pero no descarto sorpresas en nuestro grupo. Como tampoco las descarto en otros.

—Antes ha citado a las dos estrellas de Holanda, ¿qué jugadores destaca en España?

—Es que casi no tengo dedos en las manos para contarlos a todos. España es completísima. No sólo por los teóricos titulares, sino por la potencia de su banquillo. Desde Casillas o Reina hasta Iniesta, Busquets, Xavi, Silva, Torres, Negredo y Diego Costa ahora, Del Bosque puede hacer dos equipos magníficos. Y lo que viene por detrás, la Sub-21 española, anima a pensar que La Roja seguirá arriba en las competiciones internacionales en los próximos años. Tanto por la calidad de sus jugadores como por la cantidad. Es la consecuencia del trabajo bien hecho desde la base, que es la filosofía que yo defiendo para hacer crecer poco a poco a la selección de Australia. Las distancias con las grandes potencias del fútbol son enormes hoy en día, pero la única forma de ir acercándonos a las mejores selecciones es trabajar con los jóvenes y aplicar un método. Esto es lo que España ha demostrado al mundo.

—¿Qué jugadores destaca de su selección, de Australia?

—Bueno, prefiero no dar nombres porque nuestra fuerza está en considerarnos un equipo. Pero en nuestro país están pasando cosas nuevas que creo que van a favorecer el desarrollo de nuestro fútbol. Ahora algunos jugadores australianos están empezando a salir a las ligas extranjeras. Tenemos jugadores en la Bundesliga, en Alemania, en Bélgica y alguno en la Premier, en Inglaterra. Ellos son los que están cogiendo más experiencia y los que nos ayudarán más en el Mundial.

—¿Cómo espera que se desarrolle el grupo de España?

—El primer partido entre España y Holanda va a marcar mucho el desarrollo del grupo. Eso pienso. Y también el nuestro contra Chile. La primera jornada es la decisiva.

—¿Qué opina del tiki-taka?

—Lo amo. Es el fútbol que me gusta, es la aspiración de cualquier entrenador. Australia está a años luz de España, pero es mejor fijarse en el tiki-taka que en los cerrojos. Si quieres jugar como los mejores, aprenderás a jugar.

—¿Qué jugadores le gustan? Eso dirá mucho de su forma de entender el fútbol...

—Es que prefiero no personalizar los éxitos en un jugador. Todos sabemos qué clase de futbolistas son Cristiano Ronaldo, Messi, Iniesta o Ribéry. Pero yo prefiero fijarme en los equipos. Me gusta como juega el Bayern de Múnich y también el Barcelona.

—¿Qué selecciones cree que son favoritas para ganar la Copa del Mundo en Brasil?

—Hay muy buenos equipos y va a estar muy competido. España defiende el título y está en el grupo de favoritos. También Brasil, que juega en casa. Me gustan Argentina, Alemania, Chile... ¡Ganará el mejor!

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon