Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

“Sin tener la presión de la Décima seremos letales”

AS AS 28/05/2014 As.com

Ya tiene la Champions...

—Los dos momento más felices de mi carrera son mi firma por el Madrid y la Décima. El camino fue largo, pero valió la pena. Con el triunfo me siento realizado y ahora puedo decir que he tenido éxito como futbolista.

—Lo celebraría a lo grande...

—Hasta las 8 de la mañana, cuando me llevó a casa Bale. Pensaba que me iba a ir a dormir, pero en mi casa había fiesta (risas). Estaba mi familia y mis amigos y terminamos bañándonos en la piscina de agua fría. Ahí entendí la dimensión del éxito.

—¿Corrió el champán?

—Sí, pero no bebí ni una gota. Bebí agua como un camello. Me dicen que corrí 15 kilómetros, estaba deshidratado. Después dimos rienda suelta a todo, fue una temporada agotadora, había una inmensa presión por la Décima. Pero valió la pena...

—Fue dos veces a Cibeles esta temporada.

—¡Por eso vine al Madrid! Estaba ansioso por luchar por los títulos. Los sentimientos son fantásticos. El Madrid es como una olla a presión pero cuando ganas, llega el éxtasis. Lo de la Champions fue mejor que lo de la Copa ante el Barça.

—¿Y ahora?

—Estoy convencido de que el Madrid va a ser aún mejor. La Décima era una obsesión del club y los aficionados. Realmente sentía una enorme presión. Ahora vamos a estar más relajados y a ser más letales. El equipo está muy bien, pero con algún nuevo fichaje, como es habitual, será más fuerte. Pero yo no debo hablar de eso.

—Fue uno de los protagonistas de esta temporada...

—En el vestuario miré a todos estos grandes jugadores... Y pensé: “Tú eres parte de esto, ¡bravo!” Y entonces empecé a cantar. Mejor que no me hayáis oído (risas).

—Ancelotti estaba eufórico.

—Estaba feliz como nunca antes. Estaba bajo una enorme presión... El entrenador siempre tiene más. En este partido mostró claramente por qué es uno de los mejores del mundo. Sus cambios en el segundo tiempo revirtieron el partido. No es casual que ganara tres Champions como técnico y dos como jugador. No sólo es un gran entrenador, sino también un gran hombre, y estoy muy orgulloso de que me entrene.

—Usted es uno de sus favoritos. Juega todo el tiempo, incluso cuando está cansado.

—(Risas) Será que es mi pequeño “castigo”. No fui al PSG cuando me quería allí. Estábamos hablando antes del partido de esto y me decía que le prometí que iba a ir al PSG, pero cuando apareció el Madrid me fui volando para allí. Yo le dije: “Sabía que usted vendría, así que me fui como avanzadilla para adaptarme y jugar mejor para cuando usted llegase”.

—¿Eso es parte de su estrategia de relajación?

Modric con Bale. © Getty Images Modric con Bale.

—Sí. Ancelotti hizo la vida cotidiana en el club totalmente relajada. Manejó la presión de forma magistral. Nos dio confianza, siempre nos defendió y hubo química en el vestuario.

—¿Cómo vio la final?

—El Atlético es un gran equipo, pero nos merecíamos esta victoria. Es difícil perder el título a un minuto para el final. Pero tuvimos oportunidades antes. Cuando empatamos estaba convencido de que ganábamos. Fue difícil, pero por eso sabe mucho mejor. Todo el mundo dice, sobre todo los que tienen experiencia en el club, que este partido será recordado los próximos 50 años no sólo por ser la Décima, sino también por la forma de ganar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon