Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

0-0 (4-2): El Sevilla, campeón de la Europa League en los penaltis gracias a un gran Beto

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 14/05/2014 Jordi Archs
Photo © Image MundoDeportivo.com

El Sevilla conquistó la Europa League gracias a su mejor acierto en el lanzamiento de los penaltis (2-4) tras una final ante el Benfica muy equilibrada, con altibajos constantes, que se saldó con 0-0 tras los 90 minutos y la prórroga. El meta Beto, con dos paradas en la tanda, decisivo.

Es el tercer título europeo del Sevilla, contando las dos Copas de la UEFA conquistadas en otras tantas finales en 2006 y 2007, ésta también por penaltis ante el Espanyol. Un idilio que contrasta con la cruel maldición de Bela Guttman. Desde que en 1962, al abandonar el club, el técnico húngaro aseguró que "el Benfica nunca volverá a ganar una final europea", el Benfica suma ya ocho sin lograrlo.

7.000 asientos vacíos y el Príncipe, presente

El Juventus Stadium no se llenó y sorprendió ver unos 7.000 asientos vacíos, pero no faltó la presencia del Príncipe Felipe para dar su apoyo al Sevilla. Unai Emery, finalmente, pudo disponer de Vitolo, recuperado de sus molestias, mientras Gameiro, que también era duda, quedó en el banquillo.

Mientras, Jorge Jesus, técnico del Benfica, afrontó el partido sin Markovic, tras rechazar hoy la UEFA el último recurso del club portugués al ver la roja en semifinales, los también sancionados Enzo Pérez y Salvio así como los lesionados Silvio y Fejsa.

Sulejmani se lesiona

Además, los planes de Jorge Jesús se vieron alterados por la lesión de Sulejmani, obligado a retirarse en el minuto 24 con una lesión de hombro tras una dura entrada de Alberto Moreno, que vio tarjeta. El técnico del Benfica dio entrada a André Almeida en lateral derecho pasando Maxi Pereira a jugar por delante de la defensa.

El Benfica pareció acusar el cambio y el Sevilla le tenía muy bien controlado, pero en el descuento de una primera parte sin prácticamente ocasiones al ir perdiendo fuelle un Rakitic al comienzo incisivo, Beto evitó evitó el gol en dos acciones consecutivas Maxi Pereira y Rodrigo antes que Gaitán disparara rozando el poste.

Pareja mantiene vivo al Sevilla

Fue el aperitivo de lo que sería una segunda parte diabólica, a ida y vuelta, con constantes llegadas a ambas áreas. El Benfica puso el miedo en el cuerpo al Sevilla al aprovechar dos graves errores de Alberto Moreno, pero milagrosamente un omnipresente Pareja evitó el tanto arrojándose al césped ante los disparos de Lima y Rodrigo en sendos mano a mano con Beto.

El Sevilla no se amilanó y también se fue a por el triunfo. Si en la primera parte sólo Moreno protagonizó el único remate a puerta, en apenas veinte minutos de la segunda José Antonio Reyes prodigó tres disparos consecutivos, dos de ellos desviados por Oblak. Claro que Moreno, excesivamente impetuoso por su juventud en todo el partido, se la jugó en una entrada a Lima que pudo ser penalti.

El ritmo no decreció, ambos equipos actuaron sin especular, pero les faltó el último acierto. El Benfica, que explotó en todo el partido los errores en la entrega del Sevilla, aprovechó otro antes de que Lima y Rodrigo toparan de nuevo con el tándem Pareja-Fazio en la misma jugada.

Poco después fue Beto quien desvió a córner un excelente trallazo desde fuera del área de Lima. Garay, impecable en defensa junto a Luisao, también lo intentó dos veces. El Benfica, como antes del descanso, llegó al final más entero tras el desgaste, pero el Sevilla resistió como pudo el arreón y se fue a la prórroga.

Gran ocasión de Bacca

Las fuerzas ya no era las mismas y el ritmo decayó. El Sevilla tuvo la sentencia cuando Rakitic le puso un gran balón a Bacca, que se escapó recorriendo medio campo pero disparó con el exterior ligeramente desviado ante la salida de Oblak. 

El tremendo esfuerzo hizo mella. En el Sevilla, Marin, que había entrado por Reyes en el minuto 77, se retiró lesionado al igual que Vitolo. El 0-0, inalterable, dio paso a los penaltis. El portugués Beto paró dos y se convirtió en el héroe a costa de sus compatriotas, mientras sus compañeros no fallaron ningún lanzamiento (2-4).

Una tanda perfecta que culminó una Europa League cargada de dramatismo para el Sevilla ya que en cuartos eliminó ya el Betis por penaltis y en semifinales al Valencia con un gol de Mbia en el descuento. Mientras, el Benfica, que ya perdió la final de la Europa League el año pasado 'in extremis' ante el Chelsea (2-1), acabó subcampeón sin perder un partido.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon