Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

2-2: El Madrid salva un punto y se aleja de la Liga

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 04/05/2014 Manel Bruña
© Image MundoDeportivo.com

La Liga se aleja del Bernabéu tras el empate del Real Madrid ante el Valencia. Eso, sumado a la derrota del Atlético ante el Levante le deja la Liga en bandeja a un Barça que pasó del pesimismo más absoluto tras empatar ante el Getafe a convertirse en el gran favorito para llevarse el campeonato, con permiso del Atlético, por supuesto. Lo que parece más o menos claro es que el Real Madrid lo tiene muy complicado para hacerse con el título. Salvo milagro o un nuevo capítulo de esta Liga loca porque de todo puede pasar viendo lo que ha sucedido este fin de semana.

El Real Madrid lo tenía todo de cara para ponerle mucha presión al Atlético de Madrid. Salió al Bernabéu a por todas, embotellando a un Valencia que durante los primeros 10 minutos no salió de su campo. Se preveía una tarde tranquila en el Bernabéu y alguno ya hablaba de goleada. Y la verdad es que eso parecía porque Cristiano, Ramos y Benzema tuvieron el 1-0, pero surgió la figura de Alves que amargó la noche al equipo blanco que tras ese primer cuarto de hora bajó mucho el ritmo y le dio alas a un Valencia que tuvo el gol en un cabezazo de Parejo que dio en el larguero tras despejar Diego López. Esa jugada cambió el ritmo del partido. El Madrid ya no mandaba, mientras que los de Pizzi se iban encontrando cada vez más cómodo sobre el terreno de juego.

El equipo de Ancelotti sacó entonces su arma más peligrosa: el contraataque. Así llegaron claras ocasiones de Cristiano y de Bale, pero seguían estrellándose contra un Alves espectacular. La primera parte parecía que iba a acabar sin goles, pero en los últimos 10 minutos se animó y tanto blancos como 'ché' tuvieron ocasiones para marcar que evitaron Diego López y Alves. El que encontró el gol fue Mathieu en el minuto 43 en un saque de esquina en el que el meta blanco falló, como Varane y el jugador del Valencia, sin saltar puso el 0-1 con un cabezazo casi de espaldas a puerta.

Así, con ese marcador se llegaba al descanso en un Bernabéu que no se creía lo que estaba pasando. Su equipo, el Madrid había pasado de luchar por la Liga a dejársela al Barcelona. Ancelotti decidió que el gran culpable de lo que estaba pasando era Illarramendi que fue sustituido por Di María. El argentino le dio más velocidad al ataque blanco, pero lo cierto es que no era suficiente para incomodar a un Valencia que tuvo el 0-2 en una ocasión de Keita que salvó Diego López.

Esa jugada reactivó al Real Madrid que se fue a por Alves que siguió amargándole la noche a los madridistas, especialmente a Cristiano Ronaldo que no podía con él. Los nervios en el Bernabéu iban en aumento y llegaron a su punto álgido cuando pidió un penalti por mano de Joao Pereira que fue, pero Clos Gómez consideró que involuntaria. La calma llegó en el minuto 58 con el 1-1 de Sergio Ramos. Parecía que la remontada blanca era un hecho, pero estaba visto que la noche no estaba para eso. Más bien todo lo contrario. Parejo puso el 1-2 en el minuto 64 al aprovechar un centro de Feghouli desde al derecha donde encontró una mina con un Marcelo desastroso.

Al Real Madrid no le quedaba otra cosa que la épica y a por ella se fue mientras el Valencia se defendía con orden y con Alves ejerciendo de salvador del equipo. Los minutos iban pasando y el gol blanco no llegaba. Ancelotti dio entrada a Morata como último recurso, pero el que marcó fue Cristiano en el descuento. Un gran gol de espuela que le permite salvar un punto al Madrid pero que difícilmente servirá para ganar el título de Liga

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon