Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

78-73: Última alegría en el Olímpic

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 25/05/2014 Julián Felipo

Aunque ya sin opciones de playoff, el FIATC Joventut logró dar una alegría a sus aficionados al superar al Valencia Basket por 78-73 y conseguir así la victoria número 16 de la temporada. De esta forma acabó la racha de 13 victorias consecutivas de los valencianos que acaban en segunda posición sólo por detrás del Real Madrid.

Con cinco jugadores en dobles cifras de anotación (13 para Miralles, Shurna y Kirksay), los badaloneses fueron superiores al equipo de Velimir Perasovic, que llegó a Badalona sin Ribas por lesión y la única ambición de mantener su racha y las buenas sensaciones de cara al playoff. No acabaron de conseguirlo ante un rival que estuvo acertado en los triples en la primera mitad y en la segunda supo mantener la buena dinámica con un buen esfuerzo defensivo.

Doellman fue el dominador absoluto de los primeros minutos al anotar los ocho primeros puntos de su equipo pero eso no intimidó a la Penya que reaccionó con un 8-0 gracias a dos triples de Kirksay para dar el mando a su equipo. Los badaloneses llegaron a dominar de 5 (17-12) pero un 0-7 posterior devolvió el equilibrio al partido en un final de cuarto con protagonismo para Miralles. Los balones perdidos fueron el principal pecado de un Joventut que dominó el rebote y mantuvo un alto nivel de acierto en triples. Esa fase de dudas, con ataques largos y tiros poco claros, se manifestó al inicio del segundo cuarto (27-30) pero duró poco en cuanto entraron los tiros lejanos. Triples de Barrera, Joseph, Sato, Ventura y Shurna permitieron al Joventut dominar por hasta seis puntos (44-38) al filo del descanso (44-40).

Los triples no entraron tan fácilmente en el tercer cuarto que resultó ser menos agradecido y de menos anotación, con la Penya dominando entre seis y ocho puntos. En el cuarto el factor determinante iba a ser el deseo y el equipo que más lo mostró fue el Joventut, con Miralles y Ventura como catalizadores y Shurna y Joseph viendo aro. Cuando las diferencias alcanzaron los once puntos (65-54), el Valencia buscó algún revulsivo para cambiar la dinámica con una zona 1-3-1 que sembró dudas en el rival mientras Sato, Lafayette y Van Rossom anotaban triples clave para recortar hasta cinco (70-65) con tres minutos por jugar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon