Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

78-82: Huertel lideró la reacción del Laboral Kutxa con 13 puntos en el último cuarto

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 20/04/2014 EFE

Thomas Huertel, con 13 puntos en el último cuarto, lideró la reacción del Laboral Kutxa que se llevó el triunfo del Santiago Martín ante un buen Iberostar Tenerife, al que le faltó algo más de tranquilidad en el tramo final del encuentro.

El jugador francés del equipo baskonista, que no había anotado en los primeros veinte minutos, terminó con 19 puntos, trece de los cuales los hizo en los últimos diez minutos lo que llevó a su equipo, no solo a ponerse por delante sino a conseguir un triunfo que les permite afianzarse en los puestos de "play-off".

Pero es que el Iberostar Tenerife, con un excelente segundo cuarto, llegó a tener una ventaja de hasta 16 puntos a su favor (43-27, min 20), pero fue dejando escapar poco a poco en el tercer cuarto y, finalmente en el último donde el base francés jugó un papel importante.

El choque empezó con dominio visitante con un Andrés Nocioni imparable y autor de siete de los nueve puntos de su equipo (5-9). Alejandro Martínez paró el choque con un tiempo muerto en busca de ajustar su defensa, mientras que la entrada de Carl English dio más efectividad ofensiva al equipo lagunero que logró acercarse al término de los primeros diez minutos (16-18).

El Iberostar Tenerife fue otro en el inicio del segundo cuarto, y con un quinteto totalmente diferente al que salió de inicio, que fu a por su rival con una buena defensa y mayor efectividad en ataque.

Carles Biviá fue uno de sus protagonistas al anotar diez puntos casi consecutivos que llevó a su equipo a situarse con una ventaja de trece puntos (33-20, min. 15).

Los laguneros mantuvieron esa ventaja la mayor parte del segundo cuarto con mucho trabajo atrás y aprovechando sus ocasiones en ataque para poder anotar.

Sergio Scariolo tuvo que dar de nuevo entrada a Nocioni al ver que le faltaba empuje ofensivo, pero eso no impidió que los laguneros se fueran hasta los 16 puntos de ventaja (43-27) a escasos segundos de llegar al descanso, al que se llegó con un 43-29.

El Laboral salió con otra mentalidad en el tercer cuarto, con mas intensidad en defensa y para los laguneros ya no era tan fácil atacar. De los 14 puntos con los que se llegó al descanso se bajó a tres (49-46), lo que provocó un tiempo muerto de Alejandro Martínez.

El Iberostar Tenerife aguantó bien la presión visitante y logró mantener una pequeña ventaja en ese tercer cuarto (55-50), aunque quedaría en tres puntos (57-54) al término del tercer cuarto.

Todo por decidir en diez minutos entre dos equipos que tuvieron sus buenas fases de juego. Solo habría que comprobar quien llegaba más entero al final.

Lamont Hamilton logró igualar el partido para el Laboral Kutxa después de muchos minutos por debajo (60-60), pero un triple de Ricardo Uriz casi al término de la posesión de 24 segundos y una genialidad de Nico Richotti que anotó un 2+1 volvieron a dar aire al Iberostar Tenerife a cinco minutos del final (66-60).

Y llegó la actuación de Thomas Huertel. Un triple suyo sitúa el marcador en un 66-63, Kickert mantendría la ventaja (68-63) y de nuevo el base francés acercaría a su equipo en el marcador (68-65).

Luego San Emeterio no solo igualaría el partido a 69, sino que colocar a su equipo por delante a tres minutos del final (69-70), unos momentos complicados para el Iberostar que no lograba anotar, mientras que el rival si lo hacía, un nuevo triple de Huertel sitúa el marcador en 71-73, pero English con dos canastas puso 75-73.

Martínez dio entrada de Biviá por Uriz y logró parar la racha anotadora de Huertel, pero ya el encuentro estaba en un cara o cruz. Un 2+1 anotado por Pleiss (77-78) y un error de Biviá en ataque dejaron al laboral Kutxa con opciones de aumentar su ventaja cuando faltaban 33 segundos. Un error en el rebote y una falta sobre Heurtel permiten al base anotar, desde el tiro libre (77-80), ventaja que supo gestionar bien el Laboral Kutxa hasta el final.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon