Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Aún es posible ganar el Giro"

Marca Marca 26/05/2014 marca.com
Ciclismo / Nairo Quitana es optimista © Ciclismo / Nairo Quitana es optimista Ciclismo / Nairo Quitana es optimista

La ronda italiana afronta desde este martes su última y decisiva semana. Y, para empezar, uno de los platos más fuertes. Una dura jornada entre Ponte di Legno y Val Martello con 139 kilómetros. Durante toda la jornada de descanso estuvo en el aire el saber si se podría llevar a cabo debido al mal tiempo, pero la duda quedó despejada por el director, Mauro Vegni: "Se hará con normalidad. He estado en Gavia y está bien. En Stelvio me dicen que todavía está mejor y mañana por la mañana confirmaremos la etapa".

Una buena noticia para Nairo Quintana, que era uno de los que quería que se realizara esta etapa para seguir con su remontada particular: "Es una buena oportunidad para coger tiempo en la general. Habrá más diferencias que si sólo se hace Val Martello". Aunque en realidad, si se suspenden Gavia y Stelvio (Cima Coppi de este año), el plan B sería hacer Passo Tonale y Passo Castrin antes de llegar a Val Martello.

"Poco a poco voy recuperando mejor y eso es una buena señal. Aún se puede ganar este Giro", afirmaba el del Movistar, que explicó desde su hotel de concentración en Passo Tonale que, de no ser por la caída de Montecassino y los problemas con la gripe y una inflamación de su oído derecho, la diferencia con Urán sería menor. "Estoy seguro de que estaría más cerca. En la crono de Barolo, por ejemplo, Urán lo hizo muy bien y me habría sacado tiempo, pero no tanto", señalaba.

El colombiano, que reconoce que, si no gana él el Giro le gustaría que lo hiciera Urán para que todo quedara en su país, estuvo haciendo rodillo en la jornada de descanso. Otros como Basso, Roche, Aru, Scarponi o Urán salieron a entrenar por los alrededores de Ponte di Legno. Incluso el director del Tinkoff-Saxo, el danés Bjarne Riis, se atrevió a desafiar los puertos de la zona pese a la lluvia caída durante toda la mañana. Todos velan armas ya a la espera de que se confirme, este martes a eso de las 9:30 horas, que se puede finalmente disputar la ansiada etapa que tuvo que ser suspendida el año pasado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon