Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

A Messi no le interesa el Pichichi

Goal.com Goal.com 03/05/2015 Pilar Suárez

El argentino ha recuperado un nivel excelente alcanzando a Cristiano Ronaldo en la lucha por ser el máximo goleador. © Goal.com El argentino ha recuperado un nivel excelente alcanzando a Cristiano Ronaldo en la lucha por ser el máximo goleador. Los rumores decían que Messi quería jugar ante el Córdoba porque quiere seguir sumando goles y que no permitiría que Luis Enrique le enviara al banquillo por ningún motivo, pero una vez más Leo Messi dio una lección no sólo de fútbol sino también de compañerismo y de buena persona. Decían que el único interés de Messi por jugar en Córdoba era ser el nuevo Pichichi y resultó que eso es lo que menos le interesa.

Partido complicado para el Barcelona durante los primeros 39 minutos del encuentro gracias a un Córdoba bien plantado, pero la excesiva presión culé terminó por ser insoportable y los andaluces cedieron, primero ante el gol de Ivan Rakitic quien abrió la lata y ¡vaya de qué manera!, después de su diana vinieron 7 más repartidas entre Luis Suárez (3), Leo (2), Piqué (1) y Neymar (1). Una fiesta a la que todos estaban invitados y en la que Messi dejó su rebanada de pastel para convidarle a un Neymar que no tenía su tarde porque los constantes remates del brasileño terminaban siempre estrellándose en el palo.

Con dos goles anotados por Messi, a Neymar le hacen un penalti e inmediatamente el argentino se acerca a su compañero para decirle que lo cobre él. ¿Qué no era la tarde para que Messi fuera el total y absoluto Pichichi? Pues parece que eso era lo que menos le importaba a 'La Pulga' porque dejó que Ney hiciera su propio gol y así Leo cerró la tarde con 40 goles, esperando lo que más tarde haría Cristiano Ronaldo, su rival directo, ante el Sevilla. Y Cristiano no perdonó la portería sevillana y tampoco regaló goles a sus compañeros, porque si algo le molesta al portugués es que el Real Madrid gane sin sus goles. Hoy el Pichichi es CR7 con 42 goles y Messi queda por detrás con 40 tantos.

Pero el Barcelona sigue siendo el líder del torneo, es un rodillo que aplasta por donde pasa y la tarde de ayer dieron un paso adelante rumbo al título liguero. Quedan tres jornadas por jugarse y el Real Madrid persigue muy de cerca a los culés esperando un error de éstos para así hacerse del título, pero difícilmente los azulgranas a estas alturas de la temporada van a ceder algún punto y mucho menos ante el eterno rival. Madrileños y catalanes suman 105 goles a favor, la gran diferencia es que el Barça sigue siendo el equipo que menos goles ha encajado en la temporada (19), mientras que los de Ancelotti no son tan sólidos defensivamente hablando (32).

Regresando al tema Messi que es lo que nos atañe, el partido giró en torno a un excelente 10 que está hipermotivado tanto en lo profesional como en lo personal, pero hablar solo de él es también injusto porque este fue un partido 100% colectivo, sin dejar de mencionar que Iniesta hizo un partidazo, lo mismo que Dani Alves quien está haciendo una buena temporada y qué decir de Luis Suárez quien con un hat-trick nos demuestra que está en un nivelazo. A los culés les toca ahora pensar en su próximo rival, un Bayern de Múnich lastimado que en las derrotas se hace más fuerte y que tras proclamarse campeón de la Bundesliga la semana pasada, viene ahora de perder la semifinal de la Copa Pokal y de encajar una derrota por 2-0 ante los aspirineros del Bayer Leverkusen. Guardiola no se andará con rodeos este miércoles.

Luis Enrique tiene mucho trabajo en estos días, o quizás el trabajo ya está hecho y solo tiene que encender la maquinaria que ya ha construido. El técnico cuenta con un equipo sólido en el que es verdad que destacan tres verdaderos cracks, el rey Lionel Messi que suma 40 goles en Liga, Neymar con 21 tantos y Suárez con 16 en el mismo torneo liguero. Luis Enrique es el líder del equipo, pero en el terreno de juego Messi manda y si antes del partido era el mejor del mundo, hoy lo es aún más por sacrificar sus goles con tal de ver a sus compañeros motivados y anotando.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon