Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

A un paso

Logotipo de MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 20/04/2014 José Ignacio Huguet
© Image MundoDeportivo.com

El Barça de Xavi Pascual tiene un pie en su quinta Final Four de los últimos seis años. El otro podría colocarlo este domingo, para lo cual debe superar al Galatasaray en el tercer partido del playoff que les enfrenta. Los azulgrana se ganaron el derecho a jugar con red en Estambul tras vencer en los dos partidos del Palau (2-0), pero nadie en el equipo piensa en otra cosa que no sea resolver el cruce por la vía rápida esta misma tarde.

Si la única guía para intentar adivinar lo que sucederá este domingo en el Abdi Ipekçi fueran los dos primeros encuentros de la serie, nadie daría un duro por el Galatasaray. Los turcos perdieron los dos partidos por más de 20 puntos (88-61 y 84-63) y además se quedaron en el primero sin su gran líder, Carlos Arroyo, que tuvo que abandonar antes del descanso por un esguince de tobillo tras pisar a Dorsey después de una suspensión.

Pero las cosas pueden ser bien diferentes en Estambul. Arroyo, que antes de lesionarse estaba siendo una pesadilla para el Barça (14 puntos de un 27-31), realizó ayer medio entrenamiento con el Galatasaray y el equipo turco le alineará esta tarde. Quien no estará será Juan Carlos Navarro, que se ha quedado en Barcelona para recuperarse de la elongación del bíceps femoral derecho que se produjo en el segundo partido. Además, el Galatasaray es un equipo que juega mucho mejor en casa que a domicilio, apoyado en en una animosa afición que en los últimos partidos ha reunido a más de 10.000 personas en el Abdi Ipekçi.

"Galatasaray vive una relativa decepción con el 2-0 porque es un equipo relativamente nuevo en los playoff de Euroliga. Necesitan poco para motivarse, en su pista veremos su mejor versión", valoraba ayer Xavi Pascual. Tampoco Erazem Lorbek espera un partido fácil. "Tienen una gran afición y juegan muy bien en casa. Y con Arroyo aún serán más fuertes. Estamos preparados para que juegue", señaló el ala-pívot esloveno, que asegura que elequipo no se relajará con el 2-0 que lleva desde Barcelona.

La ausencia de Navarro, que Pascual descartó vaya a prolongarse mucho tiempo, otorgará un mayor protagonismo de jugadores como Brad Oleson y Álex Abrines. Los dos exteriores ya brillaron en el segundo partido con un par de rachas de acierto muy destacables. Si el Barça continúa con su gran puntería en el tiro exterior (21/41 triples, un 51% entre los dos partidos) será difícil que la serie se prolongue más allá de este tercer encuentro.

El Galatasaray también necesita oponer una mayor resistencia bajo los aros a un juego interior azulgrana que ha sido notablemente superior en lo que va de eliminatoria.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon