Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Adam Silver no quiere faltas de respeto a Donald Trump

Logotipo de BASKET4US BASKET4US 29/12/2016 Pablo Lopez
Adam Silver no quiere faltas de respeto a Donald Trump © BASKET4US Adam Silver no quiere faltas de respeto a Donald Trump

La NBA está pasando por una de sus mayores bonanzas en la historia gracias al buen manejo corporativo y los diferentes negocios, sobre todo televisivos, que se han venido gestando. por este motivo, Adam Silver, Comisionado de la NBA, considera que sería sumamente perjudicial que la liga tenga malas relaciones con el Presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump.

Desde que Trump estaba en campaña, varios jugadores se mostraron abiertamente en contra del magnate, siendo el caso más sonado el de LeBron James, quien apoyó la candidatura de Hillary Clinton tanto pública como económicamente.

El poder de Adam Silver dentro de la NBA

Esto fue solo el comienzo de una larga lista de personas de la NBA en contra del republicano. uno de ellos fue Gregg Popovich. El entrenador de San Antonio Spurs rechazó rotundamente el resultado de las elecciones y lamentó las polémicas palabras con tono racista por parte de Trump.

A esto se suma que equipos como Milwaukee Bucks, Memphis Grizzliesy Dallas Mavericks anunciaron que dejarían de hospedarse en hoteles pertenecientes al imperio corporativo de Trump, o que muchos jugadores afirman que de ganar el anillo de campeonato, no visitarán la Casa Blanca mientras él fuera presidente.

Todo lo anterior es visto con preocupación por Silver, que prefiere que la liga mantenga buenas relaciones con la presidencia, ya que las instituciones "siempre son más grandes que quién las esté ocupando ejerciendo cualquier cargo". Con esto, hizo un llamado a jugadores, entrenadores y dirigentes deportivos a mantener la calma y aprovecha la eventual posibilidad de expresar en persona su inconformismo ante Trump.

Sin embargo, también es consciente del alcance de las afiladas palabras de magnate, por lo que sus declaraciones no fueron tanto una orden de no estar en contra de Trump, sino de respetarle para no traer problemas de imagen, legales o económicos a la NBA.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BASKET4US

image beaconimage beaconimage beacon