Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Aduriz es la amenaza de un Málaga que está lanzado fuera

AS AS 14/04/2014 Nika Cuenca

El Athletic piensa en sí mismo para alcanzar la Champions, pero no puede dejar de mirar la tele en sus ratos libres. El Sevilla, con ayuda o sin ella, no falla y está otra vez a tres puntos antes de recibir al peligroso y lanzado Málaga. Ganar esta noche en San Mamés dejaría muy a favor el cuarto puesto. Aritz Aduriz, sólo superado por Leo Messi como goleador en la segunda vuelta, tiene la llave.

El principal hándicap de los de Valverde es superar los duros golpes de las lesiones. Cayó Gurpegui y aparece como solución Etxeita, inédito hasta la pasada jornada. Tan duro es perder a Rico. Será el joven Morán quien coja el toro por los cuernos. Enfrente, espera un morlaco de cuidado, con un encarnizado rival como Bernd Schuster. Aquel que decía en su etapa como futbolista que viajar a Bilbao era como ir a Corea.

Superando como puede los problemas con sus centrales, detalle del que tratará de sacar provecho Aduriz, el alemán ha encontrado la fórmula para hacer daño. Sobre todo a domicilio, donde lleva una racha de un empate y tres victorias ante los de abajo (Almería, Osasuna, Celta y Betis). Trabaja duro en medio campo con Camacho, letal en el juego aéreo a balón parado con cinco goles. Y da rienda suelta a tipos verticales y con talento como Amrabat y Juanmi.

Salida. El Málaga no se puede dormir con 38 puntos, aunque tiene la salvación en la mano, sobre todo en La Rosaleda, donde ha fallado mucho.

El Athletic debe imponer sobre la hierba desde el minuto uno la sensación de que se juega mucho más. En esta fase inicial, será clave la aparición de Herrera, Susaeta y Muniain, reforzado por la baja de Gámez. Es el triángulo mágico para forzar desequilibrios por banda y centros al área para Aduriz, el cabeceador del campeonato. Weligton llega al rescate para frenarle, pero habrá que comprobar cómo regresa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon