Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Al Castilla se le escapa la victoria en el minuto 90

AS AS 10/05/2014 Raül Muxach

Girona y Real Madrid Castilla se repartieron los puntos en un encuentro en el que se notó lo que ámbos se jugaban. Fue un encuentro de nervios, de golpes, de juego subterráneo y en el que dos acciones fabulosas decidieron. Quini, con un eslálom espectacular, adelantó a los visitantes en el arranque de la segunda mitad y cuando se llegaba al 90’, Ortuño cabeceó a la red un saque de banda al corazón del área de Ivan López. Ni uno ni otro salen de pobres pero ámbos siguen vivos en la lucha.

En la primera mitad, el Castilla ganó el centro del campo, con Aguza y Mascarell, y obligó al Girona a retroceder. Sin embargo, el conjunto local logró generar ocasiones a partir de la casta de sus dos delanteros. Una jugada individual de Ortuño (14’) acabó con un tirazo cercano que Pacheco desvió con el pie y una lucha imposible de Tato (25’) acabó con un pase medido a Ortuño que el meta taponó con el pecho.

El Castilla también rozó el gol. Aguza, tras un tuya mía con José Rodríguez, disparó desde cerca pero entre un defensa y el meta evitaron el gol. A los 35’, el mismo Aguza disparó desde la frontal del área y el balón pegó en el palo.

Photo © RODOLFO MOLINA

El inicio del segundo acto fue pletórico para los visitantes. Quini arrancó por su banda, superó a cuantos rivales encontró a su paso y solventó la jugada con un zurdazo imposible para Becerra.

El Girona no tuvo más remedio que quemar las naves y Machín lo hizo de manera drástica, dando entrada a todos los atacantes en nómina e, incluso, quitando a un defensa como David Garcia para meter a Felipe, que regresaba tras casi cuatro meses en el dique seco.

En el minuto 60, Llorente tuvo que ser evacuado en camilla tras recibir un golpe en una acción con Tato. El central cayó al suelo cuando el Girona atacaba e Ivan López acabó la jugada, lo que provocó una pelea entre jugadores de ambos equipos. El lance acabó por descentrar más al filial blanco que al Girona, quien supo moverse mejor en el barullo.

El empate llegó a un minuto para el final. Ivan López envió un saque de banda directo al corazón del área y Ortuño empató superando por arriba a todos los defensas. En el tiempo de descuento, Becerra salvó los muebles del Girona, desviando un remate de William a córner.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon