Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alemania, sobrada ante Italia

SPORTYOU SPORTYOU 29/03/2016 sportyou
Alemania, sobrada ante Italia © Getty Images Alemania, sobrada ante Italia

En sólo dos amistosos, Toni Kroos ha marcado casi tantos goles como en Liga y media con el Real Madrid. El centrocampista marcó el 1-0 en el partido que enfrentó a Alemania e Italia en el Allianz Arena de Múnich, y que acabó con una goleada a favor de los locales (4-1).

El pasado fin de semana, en el otro compromiso amistoso de su selección, frente a Inglaterra, Kroos había conseguido también uno de los dos tantos de la campeona del mundo, que acabó cediendo una sorprendente remontada (2-3).

Ante Inglaterra, Kroos embocó un misil en la portería de Butland. El gol a Italia recuerda a uno de los tres que ha marcado con el Real Madrid, al que llegó en el verano de 2014 procedente del Bayern Múnich. Como en la goleada (5-1) ante el Rayo Vallecano en la Liga 2014/15, Kroos sacó un soberbio pase a la red desde más allá de la frontal del área. Esta vez repitió la acción, subiendo al ataque y cazando un rechace. Con su calidad característica, golpeó de primeras al balón, que entró pegado al poste. Buffon, en su estirada, sólo pudo acompañarlo con la mirada.

El seleccionador alemán, Joachim Löw, apostó por una defensa de cinco con tres centrales que concedió a Kroos alguna alegría más de las que puede permitirse en el Real Madrid, donde juega habitualmente con una defensa de cuatro. Kroos formó en el eje del centro del campo junto a Özil, con Draxler, Müller y Götze por delante. Entre estos dos fabricaron la jugada del 2-0, en las postrimerías de la primera parte. Müller sacó un centro al segundo palo y allí llegó Götze para rematar de cabeza entre la defensa italiana.

Kroos también intervino en el cuarto

El 3-0 llegó al cuarto de hora de la segunda parte, que alcanzó el área tras una gran jugada individual plena de técnica y potencia. El jugador del Wolfsburgo tocó atrás y Jonas Hector batió a Buffon.

Kroos también participó en la gestación del 4-0, con un gran centro en profundidad al área de Buffon, que cometió penalti sobre Rudy. Bien pudo la falta costar al portero la tarjeta roja, y a buen seguro así habría sucedido en un partido oficial. Özil, con calidad y sangre fría, transformó la pena máxima.

El Shaarawy hizo el gol italiano a ocho del final, con un disparo desde la frontal que tropezó en Rudiger, su compañero en la Roma, y despistó al portero Ter Stegen.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon