Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alerta roja en Osasuna

Marca Marca 05/05/2014 marca.com

Osasuna retorna a la zona roja en el peor momento de la temporada. Hacía seis jornadas que los rojillos no ocupaban posiciones de descenso. La derrota en casa frente al Celta, la victoria del Almería y el empate del Getafe en el Camp Nou hunden al conjunto navarro en los puestos peligrosos. Igualado al Valladolid, penúltimo, Osasuna está tercero por la cola a un punto de la ansiada salvación.

La plantilla disfruta hoy de su día de descanso. Ayer, los jugadores se ejercitaron en Tajonar. Caras largas en los futbolistas conscientes de que fallaron en el momento crítico del curso tras consumar su sexto choque consecutivo sin ganar en El Sadar. "El partido tenía que haber sido nuestro por todo lo que suponía. La realidad te dice que es una situación difícil, pero estamos convencidos de que somos capaces de ganar. Lo tenemos que hacer en el campo del Espanyol", explicó Damià.

El lateral asumió las críticas de una hinchada que despidió a los suyos con pitos tras animarles durante los 90 minutos. "Entiendo que la gente esté desilusionada. Tienen todo su derecho de mostrar su disconformidad", aceptó.

En descenso a falta de dos jornadas © En descenso a falta de dos jornadas En descenso a falta de dos jornadas

Lo único rescatable de la mala dinámica en la que está inmerso Osasuna es que sigue dependiendo de sí mismo a pesar de estar en descenso. El Almería-Granada de la próxima semana les imposibilita que los dos alcancen los 41 puntos. Una cifra que sumarían los navarros en caso de ganar todo. "Cada partido condiciona el siguiente. Cuando pase el del domingo, veremos cómo estamos. Ojalá estemos donde tenemos la necesidad de estar. Hay que mostrar esa necesidad. Seguramente, con 41 puntos estarás salvado. Pero para llegar a esa cifra, hay que ganar al Espanyol. Es nuestro último partido. Quieres llegar a la última jornada dependiendo de ti", confesó Damià.

Por eso, el defensa prefirió no pensar en posibles combinaciones y aplicar todos sus esfuerzos en la victoria en feudo periquito. "No vale la pena hacer cuentas porque cada partido condiciona el siguiente. Y no solo el nuestro, también el de nuestros rivales. Por eso, hay que estar centrados en lo nuestro. Todo pasa por ganar en Cornellà", explicó.

Casi sin margen de error, Damià espera que la plantilla se recupere anímicamente del varapalo sufrido en esta última jornada. "El fin de semana que viene se va a demostrar que vamos a pelear hasta el final. Somos conscientes de lo que supone salvar la categoría para el club, jugadores y afición. No va a faltar el empeño y el dejarse la piel", insistió.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon