Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alonso buscará una nueva hazaña en Montmeló

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 10/05/2014 Fabio Marchi
Photo © Image MundoDeportivo.com

Ha pasado prácticamente un año desde la última victoria de FernandoAlonso en la Fórmula 1. Un triunfo en el que demostró su gran capacidad de estrategia y pilotaje, saliendo desde la quinta plaza de la parrilla de carrera. Este domingo, Fernando Alonso lo tendrá complicado de nuevo, tras quedar en la séptima plaza en la tanda de calificación para el GP de España de Fórmula 1.

La carrera del año pasado y la de este podrían tener ciertas similitudes, aunque Alonso ya fuera pesimista en el inicio del fin de semana, pensando en el podio como un objetivo lejano.

El pasado curso, Fernando llegó a Barcelona tras haber quedado segundo en Australia, haberse retirado en Malasia y tras conseguir una sorprendente victoria en Shanghái. En Bahréin, la carrera previa a Montmeló, quedó octavo, dejando claro que el Ferrari estaba muy lejos de los coches que ocupaban las primeras posiciones.

Pero Montmeló es la primera pista europea, en la que los monoplazas llegan con muchas mejoras aerodinámicas y de motor para encarar el resto de campeonato con más competitividad. En el mundo de la Fórmula 1 se dice que quien lo hace bien en Barcelona, lo hará bien el resto de la campaña. Un dicho que no fue tan claro el pasado año.

Alonso se clasificó en quinta posición y ya dijo antes de la carrera que podía optar a la victoria. No iba de farol. Eso sí, los aficionados y entendidos no podían imaginar que el asturiano estuviera en lo cierto. El piloto realizó una salida magistral, guardándose KERS hasta la curva 3, un viraje de derechas muy rápido que se toma por el interior. Alonso sorprendió a los presentes adelantando a Hamilton y posteriormente a Raikkonen por el exterior, que ya habían agotado su KERS y no pudieron devolverle la jugada. Fue un adelantamiento sin precedentes en la curva 3 del circuito catalán. Por delante, aun le quedaba Vettel y Rosberg.

Con el primer 'pit stop', Alonso avanzó al alemán y se colocó líder en la vuelta 13. Finalmente, también pudo conservar esa posición ganando con un mayor número de paradas a Kimi Raikkonen, por aquel entonces pilotando un Lotus. Nunca antes nadie había ganados saliendo desde tan atrás.

En esa carrera Ferrari demostró que podía ser el monoplaza a batir, con una menor degradación de los neumáticos, y con Felipe Massa en el tercer cajón del podio. Pero la decisión de endurecer más el compuesto de los neumáticos por las múltiples explosiones de diversas ruedas en aquellas primeras carreras no benefició al equipo italiano, ni tampoco a Alonso, que no pudo ganar aquel campeonato.

Esta vez, las cosas pintan peores para Alonso, ya que el séptimo lugar de la parrilla hace aun más difícil una remontada en Montmeló, más si se tiene en cuenta que de las últimas 13 carreras, 10 han sido ganadas por el hombre que ha salido de la Pole. Más difícil es aun, si el piloto a batir es Hamilton, con tres victorias consecutivas en las primers cuatro cursas del Mundial.

Pese a ello, Fernando ha conseguido colarse en el tercer lugar del campeonato del mundo tras quedar cuarto en Australia y Malasia y tercero en China con un coche inferior. La novena posición de Bahréin no debería ser importante, ya que las características del aquel circuito no se asemejan prácticamente con el resto de los trazados del Mundial.

En este principio de campeonato el Ferrari se ha mostrado inferior a los Mercedes, Red Bull, Williams o Force India, pero el pilotaje de Alonso ha contrarrestado la balanza a su favor, pudiendo colarse entres los Mercedes y Red Bull en la lucha por el Mundial. Montmeló es más parecido a las características de China, por lo que el pilotaje de Alonso será clave para conseguir una buena posición en una carrera que dejará asentadas las bases de lo que puede ser el resto de campaña de Fórmula 1.

Ferrari ha trabajado en mejoras para su monoplaza a contrarreloj para llegar a Montmeló y recortar distancias con los de arriba. En China ya consiguieron mejorar levemente la diferencia de velocidad en recta. En un trazado tan aerodinámico como Montmeló, con las nuevas reglas en que este concepto pierde peso esta temporada, Ferrari también ha traído mejoras, aunque con poco rendimiento.

Todo el trabajo hecho por Ferrari estas últimas semanas no ha sido suficiente para la calificación. Todo queda pues en manos de Alonso, más competitivo en carrera que en crono este curso. Solo sus manos decidirán si el piloto asturiano vuelve a repetir hazaña y puede, como mínimo, subir al podio ante su afición.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon