Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alonso cree Mercedes puede ganarlo todo y será campeón el que más veces acabe

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 10/05/2014 EFE
Photo © Image MundoDeportivo.com

Adrian R. Huber

Montmeló (Barcelona), 10 may (EFE).- El español Fernando Alonso (Ferrari), doble campeón del mundo de Fórmula Uno, cree que el dominio de Mercedes es tan abrumador que "puede ganar todas las carreras" y que, entre el inglés Lewis Hamilton y el alemán Nico Rosberg, se hará con el Mundial "el que más veces acabe".

Rosberg, ganador de la prueba inaugural, en Australia, lidera el Mundial con 79 puntos, cuatro más que Hamilton, campeón del mundo en 2008 -con McLaren- y que ganó las otras tres, los Grandes Premios de Malasia, Bahrein y China, en el que Alonso fue tercero.

En Montmeló el inglés arrancará primero, por cuarta vez consecutiva este año. Y lo hará junto a su compañero alemán desde la primera fila en un Gran Premio en el que Alonso -tercero en el Mundial, con 41 puntos- saldrá desde la séptima plaza, tras acabar a un segundo y ocho décimas del crono con el que Hamilton logró la trigésima cuarta 'pole' de su carrera en Fórmula Uno.

Aunque los puntos se reparten mañana, Mercedes ha vuelto a dar un golpe psicológico al Mundial y así lo reconoció el doble campeón mundial, que afirmó que "ambos" pilotos de la escudería germana "son favoritos" al título Mundial.

"Están en disposición de ganar todas las carreras, probablemente, y será apretado. Posiblemente se decida el Mundial a favor del que acabe más veces. Lewis puede que esté haciendo un poco más que Nico. Ha ganado tres carreras y lleva cuatro 'poles'. Pero es segundo en el Mundial, porque no acabó un Gran Premio (el de Australia). Creo que ahí puede estar la clave con miras al título", dijo Alonso, que en su conferencia de prensa contestó a Efe que hubiera preferido salir "más adelante", pero que espera "hacer una buena carrera".

"Obviamente, me hubiera gustado arrancar desde más adelante, lógicamente no donde están los Mercedes, porque son muy dominantes. Creo que desde el tercer al décimo puesto hay una lucha importante, así que si eres séptimo, te gustaría estar algo más adelante. Pero hoy no fue posible. Aunque tampoco sabemos dónde estaríamos si (Sebastian) Vettel (Red Bull) y (Felipe) Massa (Williams) no hubiesen tenido problemas", indicó Fernando respecto al cuádruple campeón alemán y a su excompañero brasileño, que arrancarán décimo y noveno, respectivamente, mañana, domingo, en Montmeló.

El piloto ovetense, de 32 años, que en Barcelona está acompañado por su madre, Ana María -su padre, José Luis, dirige la recogida de trofeos, monoplazas y demás piezas de la "Fernando Alonso Collection", recientemente clausurada en Madrid-, es consciente del hasta ahora aplastante dominio de las "flechas de plata", pero no quiso, sin embargo, considerar como un indicativo determinante lo que se está viendo en el circuito catalán, cuando aún no se ha completado la tercera parte del campeonato.

"No sé si (Montmeló) sigue siendo referencia de lo que va a pasar durante el resto del Mundial. Aquí ganamos el año pasado con sesenta segundos sobre los Mercedes y no volvimos a ganar nada más hasta ahora", explicó Alonso, quien admitió que la distancia de "1.8 segundos es mucha" y que la tienen que cambiar "lo antes posible"

"Espero que acortemos en Mónaco y que estemos mucho más cerca en Canadá. Todos traemos mejoras a Barcelona, así que aunque nosotros mejoremos unas décimas, el resto también lo hace, por lo que no cambia mucho la cosa", explicó Alonso, de 32 años, que logró su trigésima segunda y última victoria hasta la fecha en Fórmula Uno hace justo un año en este escenario.

"Aún sigo siendo optimista con miras a hacer una buena carrera mañana", contestó a Efe el piloto asturiano hoy, sábado, en Montmeló, pista en la que también se impuso en 2006, año en el que, a bordo de un Renault, revalidó el título logrado la temporada anterior.

"Es un circuito muy exigente para todos, con muy poco agarre. Hemos visto durante todo el fin de semana muchos coches deslizarse. Por eso, mañana, las 66 vueltas van a requerir una gran concentración y habrá cero espacio para los errores", dijo Alonso, que fue superado en calificación, por segunda vez, por su compañero Kimi Raikkonen -que sale sexto-, al que domina 3-2 en este apartado interno. En carrera, el astur vence por 4-0 al finlandés.

"Hoy Kimi estuvo muy bien, muy rápido. Y no pude alcanzar su tiempo. Ha estado apretado en la calificación (Raikkonen lo superó en tan sólo 36 milésimas) y ojalá que mañana también lo esté en la carrera y podamos recuperar puntos", manifestó, tras la cronometrada principal de hoy, en Montmeló, Alonso, que tampoco descarta del todo volver a subir al cajón, como hiciese hace tres semanas, en Shanghái.

"Siempre soy realista. Y dije que aquí el podio iba a ser un sueño. Pero es difícil, aunque no imposible", afirmó el campeón español, que también está acompañado en el circuito barcelonés por uno de sus mejores amigos, Alberto, ingeniero de Ferrari; y que cuenta con un apoyo inesperado: el del madrileño Javier Fernández, que este año revalidó su título de campeón de Europa de patinaje artístico, deporte en el que repitió el bronce mundial logrado el año pasado y en el que por poco (fue cuarto) no logró una medalla en los pasados Juegos de Invierno de Sochi (Rusia).

'SuperJavi', que se entrena en Toronto (Canadá), acaba de empezar sus vacaciones en España y, tras ver jugar ayer, viernes, a Rafael Nadal en el torneo de tenis de Madrid, acudió hoy por primera vez a un Gran Premio de F1 para apoyar a Alonso, "único piloto al que" sigue, según comentó a Efe el patinador español.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon