Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alonso, en manos del "Doctor House" para correr en China

SPORTYOU SPORTYOU 13/04/2016 revistadelmotor.es
Alonso, en manos del 'Doctor House' para correr en China © Getty Images Alonso, en manos del 'Doctor House' para correr en China

Fernando Alonso sigue esperando que la FIA le de el visto bueno para poder disputar el GP de China del próximo fin de semana. La decisión está en manos de Jean-Charles Piette, delegado médico de la federación internacional de automovilismo. Piette forma parte de varias comisiones de seguimiento dentro de la F1. Por ejemplo, es una de las personas que deberán decidir sobre el futuro del cockpit de los monoplazas y pertenece al grupo de estudio de los accidentes serios.

A este veterano doctor francés se le conoce en el paddock como el "Doctor House" de la FIA. Este mote se lo ganó a pulso gracias a las "gestiones" que tuvo que hacer hasta conseguir el puesto, nombrándole en aquél momento el anterior presidente de la FIA, el polémico Max Mosley.

Jean-Charles Piette es francés, nacido en París, y es hijo de doctores. Está licenciado en Fisiología y Estadística, y desarrolló su carrera durante unos años en el hospital universitario Pitie-Salpetriere, donde llegó a ser jefe del departamento de medicina interna. Este puesto le dio acceso a cantidad de pacientes con patologías muy diferentes y con ello tuvo la oportunidad de desarrollar la especialidad en enfermedades raras, con varios libros publicados sobre enfermedades autoinmunes, como el lupus.

Otra de las facetas más interesantes del Dr. Piette es su lado más contestatario. Se opuso firmemente a los recortes que planeaba el Gobierno galo a comienzos de este siglo, en defensa de los enfermos con enfermedades raras, que son los que tienen más problemas para acceder a los tratamientos, precisamente por falta de fondos.

Pero sus encontronazos no se limitan al ámbito hospitalario. También ha tenido sus más y sus menos con algunos pilotos, sobre todo a raíz de mostrarse un firme partidario de endurecer los controles antidopaje en la F1. Realizó, al estilo de los controles antidopaje del ciclismo, controles sorpresa a horas intempestivas, lo que no gustó demasiado a los pilotos, incluido el propio Alonso.

Pese a los rifirrafes, el doctor francés tiene una trayectoria intachable y su fama de buen doctor ha crecido con los recientes accidentes, como el de Kubica en 2007 o el de Felipe Massa en Hungría 2009. Su pero momento, sin embargo, llegó con el accidente de Jules Bianchi en Japón, ya que tenía una muy buena relación con su compatriota.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon