Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alonso: "Marc, eres increíble"

Marca Marca 01/06/2014 marca.com

Un espectacular Ferrari F12 Berlinetta rojo, por supuesto, aparcado en medio del paddock cerca de la entrada al pit lane ya delata que hay algo diferente. Es con lo único con lo que su propietario, Fernando Alonso, llama la atención. Fuera de allí algunos ni le reconocen con su camisa de cuadros.

El asturiano aprovechó que Mugello es propiedad de Ferrari para pasarse por primera vez por MotoGP. Pudo merodear por las curvas y sentir el ruido de las motos. Le impresionó. También el grado de inclinación de los pilotos. Alucinó al ver a Márquez ponerse a 64 grados. Su boca abierta en el box de Ducati le delataba. Eso y poder estar relajado, sin las tensiones de la F1.

TESTIGO DIRECTO © TESTIGO DIRECTO TESTIGO DIRECTO

"Es la primera vez que vengo a una carrera de motos, no solo de MotoGP, ni siquiera he estado nunca en una nacional. He visto el ambiente. Pude dar una vuelta alrededor de la pista y ver las motos en acción. Son espectaculares. Ha sido una gran experiencia", decía a MARCA.

Ganas de conocer a Marc
El bicampeón del Gran Circo, por supuesto, desea un triunfo español hoy. "Somos muy afortunados por tener unos pilotos tan fuertes. Son los mejores y por eso este deporte es tan popular en nuestro país. Marc, Jorge y Dani, junto a Rossi, han dominado los últimos dos años y tenemos suerte de tenerlos. Los apoyo y estoy orgulloso de ellos", comentaba.

Aunque, por trato, desea lo mejor a Rossi. Le impactó ver todas las gradas amarillas. "Valentino es fantástico. Es único, es el más grande de la historia. Especialmente, verle aquí, en Italia, con todos los fans, es algo especial. Es un gran tipo. Le conocí en su época en Ducati y pasamos buenos momentos, especialmente en Madonna di Campiglio. Él ha hecho que este deporte sea especial. Le deseo lo mejor y que esté otros 300 grandes premios. Esto no sería lo mismo sin él", confesó.

El propio Vale luego le vio y se desearon suerte. "Siempre es un placer verlo. Espero que haya podido ver la pista porque es muy espectacular y se lleve una buena impresión de su visita", decía el Doctor.

El ovetense reconoció que ha tratado con Lorenzo y Pedrosa, pero deseaba estar a solas con Márquez. "Tengo contacto con los españoles. Jorge ahora viene más a la F1 y nos vemos. Con Dani coincidí varias veces porque vivíamos cerca en Suiza. Y a Marc le voy a conocer ahora. Tengo mucha curiosidad porque es un superpiloto. Está rompiendo todos los récords. También fuera de las motos tiene una gran imagen. Es majo, es fantástico. Es un placer animarlos para la carrera", decía en el hospitality de Ducati tras hablar con Domenicali y Maurizio Arrivabene, de Phillip Morris.

Y allí que se fue, al box del Repsol Honda a conocer al de Cervera. Dejó que los hicieran algunas fotos, pero Marc, con el beneplácito de Fernando, pidió quedarse a solas con el tricampeón. Y no es fácil echar a los japoneses de su casa. "Me parece increíble lo que haces", le llegó a decir mientras Marc le enseñaba todo. La curiosidad de Alonso es infinita y Márquez la satisfizo.

El propio líder de MotoGP desveló que ha cambiado su opinión sobre Fernando. "En persona cambia. Es muy majo, se estaba interesando por cómo va la moto, qué lleva, los botones y todo esto. Hemos hablado de la F1 y hemos coincidido en que allí dependes mucho del coche. No es como en las motos donde quizá con una moto no tan buena, con el estilo de pilotaje lo puedes disimular. En la F1 o tienes el coche bueno o no tienes nada que hacer", valoró.

Es más, Marc hasta se puso rojo cuando Alonso lo alabó. "Que lo diga él que ha sido el mejor piloto español en F1 es increíble, ¿no? Los halagos que vengan de un deporte que no sean las motos te hacen aún más ilusión", balbuceaba.
Veinte minutos juntos

La conversación fue más corta de lo deseado por ambos, aunque los 20 minutos dieron para crear gran complicidad. El catalán debía ir a la rueda de prensa. "Ve rápido, que a nosotros nos multan por llegar tarde. Bueno, nos multan por todo", le espetó el ferrarista.

Con Lorenzo pudo hablar menos. Ya lo habían hecho en Montmeló y Mónaco en la F1 cuando el balear estuvo de visita. "Nos conocemos un poco. Tiene un coco privilegiado aparte de un gran talento para conducir un coche. Es un trabajador nato. Tiene las cosas que hacen grande a un deportista", afirmaba Jorge desvelando su admiración.

Unas pocas fotos más, una reunión con Alpinestars para ver sus guantes, y tocaba poner en marcha el Ferrari. "Volveré", decía Alonso despidiéndose con una sonrisa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon