Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alonso y McLaren en 2016: que nadie se venga arriba

SPORTYOU SPORTYOU 06/03/2016 David Sánchez de Castro
Alonso y McLaren en 2016: que nadie se venga arriba © Getty Images Alonso y McLaren en 2016: que nadie se venga arriba

Hay una pedante, pero no por ello menos cierta, frase que se puso de moda en un programa de televisión hace unos años: "No es lo mismo vivirlo que contarlo". Quizá por eso me resulta más fácil asegurar que Fernando Alonso sonreirá más en este 2016 que lo que lo hizo en 2015. Tras una semana en Montmeló escuchando y escrutando los 11 monoplazas que se verán en las 21 parrillas de esta temporada de Fórmula 1, hay algunas conclusiones muy en firme que puedo arriesgarme a avanzar, sin miedo a errar mucho el tiro:

Mercedes va a volver a ganar el Mundial

Podría decir directamente que lo va a ganar Lewis Hamilton, porque mi confianza en Nico Rosberg es aproximadamente la misma que en la política española, la justita, pero igual hay una conjunción astral que convierten al rubio alemán en un portento de la naturaleza. Quién iba a decir que Di Caprio iba a ganar un Oscar cuando destrozó aquel poco shakespiriano Romeo Montesco... El caso es que, más allá de los tiempos o el número de vueltas, los Mercedes van sobre raíles. Verles trazar por La Caixa, o afrontar el estadio es una delicia para los ojos entrenados. Ni un tirón, ni un milímetro fuera de la trazada. Si la perfección fuera un Fórmula 1 y no Scarlett Johansson, se acercaría mucho al W07.

Ferrari promete espectáculo

En Mercedes tienen un díptero testitular (mosca cojonera) rondándoles la oreja. Es de color rojo y blanco (más lo primero que lo segundo), y lo levan Sebastian Vettel y Kimi Räikkönen. La pareja de Ferrari ha sido la que más veces ha acabado primera esta pretemporada, y al 'capo' Arrivabene cada día se le ampliaba más la sonrisa. Todo apuntan a que se quedarán con las migajas, pero como en Mercedes tengan un despiste, podemos revivir una reedición de lo ocurrido en 2007. Parafraseando a aquel: "Al loro".

Sainz y Verstappen van a dar guerra

Los niños han salido rebeldes. Carlos Sainz y Max Verstappen han conseguido que su Toro Rosso parezca el hermano mayor de Red Bull, gracias en buena parte a la unidad de potencia Ferrari. Su año de 'sophomore' se cerrará a buen seguro con algún podio, y será más fácil verles rondar el cuarto o el quinto puesto que el 11º o el 12º.

McLaren y Alonso no harán el ridículo... y gracias

Aunque las heridas por quemadura de 2015 aún escuecen, tanto Fernando Alonso como Jenson Button han tornado las sonrisas sardónicas en gestos de alivio. En esta pretemporada han ventilado las sábanas y con las polillas se han ido los fantasmas. McLaren apunta más alto (más bajo era complicado), y creo firmemente que los puntos serán un objetivo real. Ahora que el coche no se rompe, los resultados llegarán. Pero que nadie se venga arriba: cuando hablo de buenos resultados, hablo de puntos y ya. McLaren ya no será rival de Manor, sino de Force India, Williams o esa zona templada de la clasificación. Un podio es un sueño irreal a día de hoy para los de Woking. Y si Alonso consigue alguno, me rapo. Favoriteen (?).

¿Y el espectáculo? No lo pondrán las normas, eso está claro. El absurdo, caótico e innecesario cambio de la clasificación (y estas palabras no son mías, sino de un piloto de la parrilla que dijo en 'petit comité' a los periodistas que estábamos en Montmeló) va a dar más de un dolor de cabeza a quienes se atrevan a intentar entenderla. ¿Para qué escuchar a los pilotos, si se puede aprobar una idea en una asamblea de canteros?

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon