Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Amador aguanta para ayudar a Nairo

Marca Marca 20/05/2014 MARCA.com

Andrey Amador (1986) sigue vivo y no tiene ninguna intención de abandonar el Giro de Italia. El ciclista costarricense tiene una prioridad: proteger a su líder Nairo Quintana. Un esguince cervical no ha sido suficiente para tumbar al tico, que resiste, como siempre, para dar lo mejor por el Movistar Team en su tercera ronda italiana, después de 2010 y de su victoria en Cervinia en 2012.

Amador hizo balance de las nueve primeras etapas durante la segunda jornada de descanso. "El equipo está en una buena posición con Nairo, que es el líder, y eso está bien después de días complicados y peligrosos que se han salvado, de tensión, viento y lluvia. El 80 % del equipo sí estuvo involucrado en una caída y eso nos ha mermado la salud, está claro, y se nota", asume. "El inicio fue increíble, siete días con agua y lluvia, empezando por la contrarreloj por equipos. Y luego está el nerviosismo en carrera, todo el mundo quiere estar delante, hay muchos intereses en juego Una locura, como se vio en la sexta etapa", certifica.

Esguince cervical

Probó el asfalto en Montecassino y llegó a temer por su participación, aunque en su cabeza nunca estuvo el abandono. "La verdad es que estaba bastante afectado, incluso tenía la duda de si podría seguir por el esguince cervical, porque no podía mover el cuello. Con la ayuda de los masajistas y los osteópatas he podido mejorar, recuperarme poco a poco, aunque lógicamente te afecta en la postura, en la posición en la bicicleta, y cargas más la espalda, pero, bueno, hemos ido pasando los días siempre con el objetivo de estar al lado de Nairo y poder estar a la altura. Esa es mi prioridad, ayudarle en lo que pueda, a él y al equipo. No me quiero ir a casa jamás", explica el costarricense.

Caída a 70 km/h

"La caída fue a 60 o 70 kilómetros por hora, no pasó nada para lo que podía haber pasado, la mayoría sufrimos abrasiones, golpes Son días malos que hay que pasar. Nosotros íbamos bien colocados y no pudimos evitar la caída, se fue al suelo medio pelotón. Luego tratamos de pasarlo hacia adelante pero no pudo ser. Fue un día horrible, de lluvia, velocidad, tensión y lo que paso fue casi inevitable porque la carretera estaba muy resbaladiza", recuerda.

Sobre la maniobra de Cadel Evans de seguir a meta, es sincero: "Nunca está bien visto, pero es parte del ciclismo. La carrera estaba lanzada y ellos no pararon. Si empiezas la pelea de si hay que parar por cada caída o pinchazo Son lances de carrera. Ahora bien, en esos momentos quizá hay que tener un poco de paciencia, tener conciencia de que fue una caída importante. A veces no somos conscientes del peligro. Quizá en esos casos hay que neutralizar la carrera hasta la subida, como hizo la organización en el circuito de Bari. Mira lo que pasó aun así, si llega a disputar todo el pelotón, no me quiero imaginar lo que podría haber pasado una masacre. Si hay que ir más despacio, por el bien de todos, se va; lo primero es la salud y la integridad de los corredores».

"Nairo es un gran líder"

En cuanto a Quintana apunta que "es una persona callada y tranquila y a veces quizá no deja ver lo que lleva por dentro, pero es un gran compañero y un gran líder. Todos esperamos que se recupere y mejore".

"El abanico de favoritos está abierto aún, con Evans de líder, luego Urán y Pozzovivo y una segunda línea de corredores. Todavía no ha llegado la montaña seria que pondrá a cada uno en su sitio, y donde se verán las fuerzas reales de cada uno y se verá quien realmente puede ganar el Giro", asevera.

Un Giro que se resolverá en la temida tercera y última semana. "Tenemos respeto, pero estamos preparados, para eso hemos trabajado y no es algo que no hayamos hecho antes. Y hay que tener muchas ganas, esa es la clave, porque las fuerzas van a menos, son días exigentes y las piernas pesan más. Será otra carrera", anuncia.

Pese a todo, el buen ambiente reina en el Movistar Team. "Afrontamos la carrera con mucha ilusión y concentración y a la vez tenemos un buen ambiente con grandes compañeros, incluso amigos, y los momentos de humor no faltan, son necesarios después de estos días de estrés", concluye.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon