Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ancelotti volvería al 4-3-3 con Cristiano Ronaldo ante el Bayern

AS AS 21/04/2014 Marco Ruiz

Ancelotti meditaba mantener ante el Bayern el 4-4-2 con el que ganó al Barça la final de Copa, intentando poblar la media en la que Guardiola buscará superioridad numérica. Pero cada vez está más claro que Cristiano llegará a tiempo y con él volvería al 4-3-3. El italiano ha utilizado tres sistemas desde que llegó al Madrid (ninguno de ellos, curiosamente, su célebre Árbol de Navidad, el 4-3-2-1). Comenzó la temporada con un 4-4-2 (Xabi estaba lesionado), con Isco un tanto desubicado en la izquierda porque se pisaba el terreno con Cristiano. Cuando Bale empezó a jugar cambió al 4-3-3 para que Cristiano y el galés se repartieran las bandas (y de paso los liberaba, a ellos y a Benzema, de obligaciones defensivas). Khedira, Xabi y Modric formaban ese trivote que debía de trabajar por los de arriba en la ayuda de los laterales. Pero se lesionó Khedira...

El 4-4-2 con Isco volcado a la izquierda funcionó para frenar al Barça y llegar con claridad. Ahora vuelve Cristiano. © Carlos Martínez El 4-4-2 con Isco volcado a la izquierda funcionó para frenar al Barça y llegar con claridad. Ahora vuelve Cristiano.

La baja del alemán fue un punto de inflexión para que el Madrid comenzara a jugar bien. Ancelotti cambió al 4-2-3-1, con Xabi y Modric de mediocentros, Bale y Cristiano en las bandas e Isco en la mediapunta. Di María se quedó sin sitio y empezó a ponerse nervioso... Hasta su acomodamiento ante el Celta. Entonces el técnico encontró una nueva fórmula, volvió al 4-3-3 (piensa que es el mejor dibujo para Bale y Cristiano) y reubicó a Di María en el trivote. Y funcionó. El Madrid encadenó la mayor parte de su racha de 32 partidos sin perder con ese 4-3-3 que es el que más ha repetido esta temporada (aunque el 4-2-3-1 le dio mejor resultado, vean el gráfico).

Ancelotti arregló de manera acertada cada lesión o descontento de un jugador importante con un cambio de esquema. El último obstáculo, la lesión de Cristiano, lo resolvió volviendo al 4-4-2 del inicio de la temporada y dando galones a Isco (que respondió). Así ganó la final de Copa al Barça, con Isco en banda izquierda (con cierta libertad hasta convertirse en un volante cuando se ataca), Di María en la derecha y Bale y Benzema en punta.

Ahora, ante el Bayern, si se confirma la vuelta de Cristiano, el Madrid volverá a su 4-3-3 más habitual.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon