Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Aplauso al campeón

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 18/05/2014 Santi Nolla

El Atlético de Madrid se proclamó justo campeón de la Liga en el Camp Nou ante 96.973 espectadores que aplaudieron, en un gesto espléndido, al equipo de Simeone, que conquistó el campeonato 18 años después.

El Barça se adelantó en el marcador con un golazo de Alexis, pero Godín empató de córner a los 4 minutos del segundo tiempo (1-1). Ese gol impactó demasiado en la frágil moral de los barcelonistas tras la temporada más golpeada de su historia. Fue un golpe más, pero resultó decisivo para que la Liga loca, la de los profetas muertos, acabara en las vitrinas del Atlético.

La final fue eso, un partido más bronco que talentoso, de detalles, con un Atlético dispuesto a morir de pie y un Barça que quiso, pero al final no pudo. La historia, seguramente, de la temporada fue esa. Al Barça le sobraron los primeros cinco minutos de la segunda parte, en la que el Atlético salió a por todo. Ahí se echó de menos a Xavi para controlar el balón, pero también a todo el equipo, incapaz de defender la ventaja ante la oleada atlética.

Adiós Tata

Gerardo Martino, el técnico del Barça, se despidió al final con palabras llenas de emoción, profundo respeto a los jugadores y agradecimientos a todo el mundo, con la elegancia que siempre le ha acompañado.

El Barça ha estado media Liga mirando hacia atrás, a la defensa. Su centro del campo, creativo y tocador, hace tiempo que olvidó la presión y en la recta final, con Pinto en la portería, no se ha sentido nunca seguro. Ayer, tampoco. Quedaba mucho para ganar el partido, dieron la cara, pero no pudieron superar a un Atlético al que no han podido ganar en seis ocasiones esta temporada.

Simeone es quien ha marcado esta Liga. El técnico del Atlético de Madrid, su "partido a partido" y su capacidad de motivación a jugadores que se lo han creído y han aplicado su manual con perfección, ha sido impresionante. Es un entrenador de campeonato y quien ha marcado más la diferencia en la Liga loca. Ayer, a las primeras de cambio, se quedó sin Diego Costa y Arda Turan. No importó. Al final hizo la rueda de prensa rodeado de su equipo técnico, viniendo a decir, otra vez: "Esto es un equipo". En el Atlético todos remaron en una sola dirección.

Rehacer el equipo

El Barça concluyó la temporada con solo una Supercopa, el primer título que se jugaba, en la vitrina. Muy poco para un equipo acostumbrado a ganarlo todo. Recibió demasiados golpes y no fue capaz de atrincherarse y superar lo insuperable. El adiós de Tito fue demasiado decisivo. La llegada de Martino sirvió de revulsivo inicial y, después, en un ambiente muy negativo, no logró remontar a un Barça que hoy, más que nunca, está obligado a rehacer el equipo.

Lo hará con Luis Enrique y no debería partir de cero. Estos jugadores son extraordinarios y merecen también el aplauso de los seguidores azulgrana. Necesitan nuevos estímulos y con el técnico asturiano los tendrán. Es lógico el tono de decepción entre los barcelonistas al perder la Liga en el último partido, pero han sido barridos no sólo por el Atlético, sino también por una serie inacacable de desgracias y negatividad encadenada.

El papel de Messi

Todo el mundo esperaba que Messi apareciera en este encuentro, pero no estuvo a la altura de lo que ha dado. Es posible que el nivel de exigencia sea excesivo con Leo, el mejor jugador del mundo que ha vivido también una temporada difícil. Pero el Barça lo necesita mucho, tanto que si no brilla, el Barça no es capaz de ganar una Liga que tenía en 90 minutos de pasión. Quizá Alexis ha sido el mejor futbolista de esta temporada, junto a un Mascherano lleno de coraje y compromiso. Pero para ganar los títulos, este Barça a quien necesita es a ese argentino genial que ha dado tanto.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon