Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Así fue la bronca de los capitanes a Pedro

El Economista El Economista 21/06/2016

Volver a reproducir vídeo

Pedro Rodríguez reventó ayer la tranquilidad de la selección española de fútbol. Cuando nadie lo esperaba, cuando más relajado estaba el ambiente, el canario se descolgó con una 'rajada' en toda regla por su situación actual en el vigente campeón de Europa. "No vengo aquí a hacer convivencia", dijo a Movistar +. Luego, en sala de prensa, lejos de desdecirse, Pedro insistió en ratificar sus palabras y sólo afirmó que pediría perdón a quien se pudiera sentir menospreciado por sus palabras. Semejante actitud, semejante salida de tono, ha provocado una doble reacción en el seno del vestuario de España y, en especial, en el núcleo duro de los capitanes.

En privado, cuenta la Cadena Cope, los líderes de este combinado nacional (a saber, Casillas, Ramos, Piqué e Iniesta) han afeado a su compañero el gesto. Los líderes del vestuario se reunieron con él y mostraron su malestar por el desprecio mostrado ya no sólo hacia el seleccionador (Del Bosque lo ha convocado pese a que su temporada ha sido discreta), sino también hacia el resto de compañeros que forman parte del grupo y hacia aquellos que se han quedado fuera pese a sus deseos de estar. En palabras de uno de los pesos pesados del cambiador, es la reacción lógica a una 'bomba' que ha sentado "a cuerno quemado".

La segunda parte de las reacciones a las palabras de Pedro apunta a la actitud del grupo de puertas hacia afuera. Y ahí, todos hacen piña para defender al jugador. Ya ayer Piqué, también en sala de prensa, salió a defender a su compañero a afirmar que no era para tanto, pero que la prensa ha exagerado "por estar aburrida", comentó.

Luego, en el entrenamiento, todos fueron gestos de mimos y cariño hacia el 'rebelde' del Chelsea. El objetivo: que nadie piense que hay problemas. Que la unidad (aunque sea aparente) reine ante el reto histórico de ganar una tercera Eurocopa consecutiva. Sea como sea, lo que parece claro es que las formas y las palabras de Pedro se han transformado en un problema imprevisto cuyas consecuencias se irán conociendo con el paso de los días.

MÁS EN MSN

-Un tsunami llamado Pedrito

-Pedro: "Se me hace difícil venir para hacer grupo"

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon