Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Así no, presidente Pérez

SPORTYOU SPORTYOU 11/12/2015 Iñaki Cano
Así no, presidente Pérez © Getty Images Así no, presidente Pérez

Lo normal era que al Real Madrid, por la alineación indebida de Cheryshev, le expulsaran de la Copa del Rey y parece ser, que así será según el TAD. El Tribunal Administrativo del Deporte no le ha concedido la ‘cautelar’ y en Concha Espina, de momento, han aceptado el veredicto y están pensándose si seguir alegando más extrañas circunstancias para salvar la imagen o, definitivamente, entregar la cuchara ante el inmenso error cometido en la ida de los dieciseisavos de final frente al Cádiz.

Florentino Pérez a partir de ahora deberá reunirse consigo mismo y hacer balance de todo lo que le está pasando al Real Madrid. Sucesos que el club se está buscando él solito, en lo institucional y en lo deportivo. Después de ganar la ‘Décima’ y la Copa Mundial de Clubes, el equipo ha caído en picado, con decisiones que no comparten los jugadores y bastantes socios y propietarios del club. Aficionados que se empiezan a cansar de que el Barcelona les gane en el campo y en los despachos, donde ni los 600 millones de presupuesto sirven para hacerlo medianamente bien. Hace no tanto, los trabajadores de las oficinas se sabían todas las 'triquiñuelas' del fútbol. De marketing no estaban muy puestos, pero de reglamentos... El presidente es culpable sin duda, pero no el único. Sí lo es por elegir a algunos para hacer el ‘trabajo sucio’. Está claro que no son los mejores y, ni tan siquiera, los ideales.

La última prueba que ha visto la luz en este desaguisado, es el documento que la Cadena Cope ha colgado en su web, en el que se demuestra el vacío existente en la planta noble del Real Madrid cuando las riendas no las controla Florentino Pérez en persona. Todo lo de Cádiz se podría haber evitado con una dirección deportiva o con un departamento de fútbol que hubiera trabajado bien antes de viajar a la 'Tacita de Plata'. Cometieron un error que se podría haber ‘tapado’ si hubieran atendido a las llamadas de teléfono o que alguien en día de partido y en la dirección general, hubiera recogido el informe del fax (‘maldito fax blanco’) que a las cinco de la tarde les envió de Emilio Rosanes avisándoles del lío en el que se iban a meter si alineaban a Cheryshev.

Esta última dejadez de funciones, puede instalar una ‘guillotina’ en la planta noble de Padre Damián que corte, metafóricamente hablando, las cabezas de muchos. La primera, la del director general, José Ángel Sánchez, máximo responsable que, para lo bueno y especialmente lo malo desde que estaba con Ramón Calderón hasta ahora y que controla absolutamente todo lo que sucede en el club, siempre está tapado o, si lo prefieren, escondido. ¿Controla? Bueno, esto es un decir porque a las pruebas nos remitimos con la expulsión de la Copa. Este es el error administrativo más grave en la historia del Real Madrid que le va ha costar unos 20 millones de euros, además de una imagen deteriorada ante el fútbol español, mundial y sobre todo a los ojos de sus socios y propietarios, que por su culpa y las de algunos de sus dirigidos, se quedarán sin 'el Triplete'. A otros, por menos, sacar al presidente de espaldas en la televisión del club por ejemplo, les ha costado el puesto y les han degradado. Claro que este último, seguro que no tiene tantos papeles en el cajón como otros pudieran guardar. Y esto, lo supongo, sólo lo supongo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon