Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Atraco a las tres en Montecarlo

Marca Marca 30/05/2016 Miguel Sanz

El australiano se mostró muy molesto con la estrategia de su equipo. © Getty El australiano se mostró muy molesto con la estrategia de su equipo. Decía Carlos Sainz que en Mónaco la cosa va de no chocar y no hacer cosas raras con la estrategia. No hay mucho más margen. Pero de nuevo la F1 reinventa sus dramas cuando algunos se complican la vida. En 2015, Mercedes hizo un inexplicable pit stop final a su líder de carrera, Hamilton, que ni lo necesitaba ni se lo explicó nunca. Terminó tercero.

El domingo le tocó una china similar a Daniel Ricciardo. Líder desde la primera pole de su carrera y con el flamante motor nuevo sufrió una segunda parada insufrible para un equipo que ha ganado cuatro mundiales hace dos telediarios.

No estaban preparados sus mecánicos, no tenían los neumáticos listos. Y no es que fuera una improvisación del australiano dos curvas antes, sino que el equipo le llamó para adelantar esa segunda detención en boxes.

Cuando Ricciardo llegó, estaba sólo. "Me han fastidiado dos fines de semana seguidos. Es un asco. Me duele. Ellos me llamaron desde el box, deberían haber estado preparados. Dos carreras consecutivas así... En el box corrían como pollos sin cabeza. Estoy decepcionado", explicó.

Ricciardo viene de sufrir la misma situación en Montmeló, cuando marchaba líder y en la parada le cambiaron la estrategia a tres detenciones por dos de Verstappen. No lo entendió entonces y tampoco lo entendió ayer.

Táctica con Rosberg

Helmut Marko, asesor del equipo intentó disculparse. "Fue un error humano. Todo lo que podemos hacer es pedirle disculpas", dijo el austriaco. Su piloto se ha dejado 20 puntos tras dos malas decisiones del muro que ahora mismo le colocarían segundo apenas a 20 puntos de Rosberg.

Y Hamilton, de refilón corta la racha de un Rosberg con problemas de frenos -séptimo- y la suya de ocho carreras sin ganar y ocho años sin hacerlo en Mónaco. Se mete de nuevo en la pelea.

MÁS EN MSN

-Ricciardo y el síndrome Webber

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon