Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Benítez, en el punto de mira

Marca Marca 15/12/2015 José Félix Díaz
Los métodos del madrileño no acaban de convencer y son muchos ya los que creen que no llegará al nuevo año al frente del equipo. © Getty Los métodos del madrileño no acaban de convencer y son muchos ya los que creen que no llegará al nuevo año al frente del equipo.

La derrota del Real Madrid en Villarreal fue doble: deportiva e institucional. Un palo en el terreno de juego y también a nivel de club. Se esperaba un golpe de autoridad del equipo y el resultado fue otro jarro de agua fría que, en esta ocasión, ya salpica bastante a la figura del entrenador. El crédito de Benítez empieza a agotarse y el banquillo está en el punto de mira de la zona noble. Se esperaba una reacción más contundente tras el Clásico y el frenazo en seco en El Madrigal ha devuelto las dudas.

Análisis de todo lo que está sucediendo en el equipo

En el club ya no esconden que la situación empieza a ser "límite". Tras el Clásico, hubo una reacción enérgica del club, encabezada por Florentino Pérez, para respaldar al técnico. "Benítez tiene plenos poderes", dijo el mandatario blanco el pasado 23 de noviembre. Ahora, 21 días después, más de uno en el club no se atreve a poner la mano en el fuego por su continuidad en el banquillo y hablan de "semana de reflexión".

El nuevo traspié ante el Villarreal fue una decepción, y lo fue más la imagen del equipo. Además, a Rafa no le ayuda que el relevo esté decidido: sería Zidane.

Benítez ya ve grietas en el apoyo institucional

El club desconfía de Benítez y el técnico lo percibe. Cada vez se siente más solo y con menos respaldo. Es el primero que sabe que los resultados mandan, más cuando no tienen un gran respaldo por parte de la grada, ni tampoco del vestuario. Su figura es débil y, sin resultados favorables, se tambalea con más facilidad. En este sentido, lo ocurrido en la Copa tampoco le ha favorecido. Él se ha quitado responsabilidad, pero algo le ha salpicado.

Decepcionados por su balance de resultados

En el club apostaron por Benítez para sacar pecho con la cuenta de resultados, para ver un equipo trabajado, ordenado y sólido. En definitiva, para fabricar una máquina de ganar al margen de si el juego era más o menos vistoso. Pero el resultado no es ni una cosa ni la otra.

El Madrid ya ha perdido 15 puntos en 15 jornadas, ha fallado en seis partidos, ha marcado 23 goles menos y ha recibido los mismos que con Ancelotti el año pasado. A día de hoy no hay nada a lo que aferrarse. Ni juego Ni resultados.

Ocasión perdida de cerrar la herida del Clásico

Lentamente el Madrid iba curando las heridas que dejaron el 0-4 del Barcelona y la traumática eliminación de Copa, a falta de la sentencia final del TAD. Cinco triunfos seguidos, algunos de ellos muy contundentes, estaban devolviendo un poco de tranquilidad al equipo y calmando poco a poco los ánimos en una grada que se puso en pie de guerra.

El Barça les puso en bandeja la posibilidad de tomar aire, pero la dejaron escapar. Además, nuevamente de forma dolorosa, dando mala imagen y dejando la sensación de ser un equipo sin rumbo. Una derrota que obliga a empezar otra vez de cero y que provocará que ante el Rayo el domingo el ambiente vuelve a ser de tensión. En primer lugar, con Benítez, pitado en los últimos encuentros. En segundo lugar, con el palco, que ya ha soportado alguna que otra bronca.

Ganar en Villarreal y ponerse a tiro del Barça con dos compromisos seguidos en casa (Rayo y Real Sociedad) hubiera permitido al equipo despedir el año con otra cara y dejando atrás la crisis que se organizó tras el Clásico.

Una comida de Navidad de máxima tensión

El próximo viernes se celebrará la tradicional comida de Navidad del club con las primeras plantillas de fútbol y baloncesto. Una reunión en la que habrá poco que celebrar, al menos, en lo que se refiere a la sección de fútbol. Florentino compartirá mesa y mantel con Benítez en una situación muy complicada. Y podría empeorar si el mismo viernes el TAD resuelve sobre la eliminación copera del Real Madrid y no da la razón al conjunto blanco.

El Madrigal, un partido de los jugadores

En el club consideran que en Villarreal no hubo el compromiso que requería un partido en el que el Madrid se jugaba tantísimo. En definitiva, creen que era un duelo más de jugadores que de entrenador, y que la mala relación con el técnico pudo influir en la imagen mostrada en la primera mitad. Sin feeling en la caseta se complican las cosas. En este sentido, la sombra de Ancelotti es alargada desde el minuto uno en el que Rafa pisó Valdebebas. El club esperaba que poco a poco hubiese un acercamiento, pero ya no tienen tan claro que este se llegue a producir.

La suplencia de Kroos, otro lío a la vista

El Madrigal fue testigo de la suplencia de Kroos, intocable hasta el momento. El alemán quedó algo señalado por el técnico, que apostó por Casemiro ante el Villarreal. Los encontronazos con algunas estrellas están siendo la cruz de Benítez, que ya ha tenido sus más y sus menos con Ramos, James, Cristiano, Marcelo y Jesé, entro otros. El de Kroos es un nuevo capítulo en esta dinámica peligrosa. El control del vestuario no está siendo el fuerte del técnico, cuestionado por muchos de ellos desde su llegada.

MÁS EN MSN

-Los números sentencian a Benítez

-El Real Madrid debería dejar de contarse mentiras

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon