Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Borja Viguera: "Todo jugador aspira a lo máximo"

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 10/06/2014 Carlos Zaballa

Borja Viguera protagoniza la actualidad del Athletic. A falta de noticias sobre la renovación de Muniain, lo más inminente puede ser el fichaje del delantero del Alavés, que el sábado cerró la temporada con la permanencia en Segunda. Viguera tiene el enorme mérito de haber sido el pichichi de la división de plata en un equipo que logró la salvación en el minuto 93 del último partido disputado en Jaén. El gol de Guzmán obró el milagro cuando las cosas se habían puesto casi imposibles con el empate a dos del equipo andaluz.

Ahora, Viguera mira hacia Bilbao. "Bueno, eso está ahí", respondió el jugador formado en la cantera de la Real cuando fue preguntado en la Cadena Ser por el interés rojiblanco. "Está claro que todo jugador quiere aspirar a lo máximo. Vine aquí (por el Alavés) con un objetivo. Desde el principio me dieron mucha confianza. Eso te hace mejor futbolista. Sueño con volver a Primera. No sé si lo conseguiré este año, voy a seguir trabajando para lograrlo porque es el mayor éxito al que puede aspirar un futbolista", dice el jugador, que ya sabe lo que es estar en la elite.

Lo hizo durante cinco partidos en la Real Sociedad. "Yo ya tuve la suerte de debutar en Primera, pero no disfruté de muchas oportunidades. El sueño de debutar ya lo he cumplido, pero ahora soy un jugador más maduro, queda dar un paso hacia adelante. Ojalá llegue cuanto antes el momento de jugar en Primera, pero de momento estoy en Vitoria", dijo.

El punta reiteró que no sabe "nada" del Athletic y siguió insistiendo en que continúa siendo jugador del Alavés. "Han sido dos años maravillosos, magníficos, he estado muy a gusto. Me han dado la oportunidad de sentirme futbolista. Creo que la he aprovechado, he tenido mucha confianza desde el primer día que vine", señaló el jugador, que muestra su agradecimiento a la entidad albiazul. "Quiero dar las gracias al club, a la gente que me fichó, a todos los entrenadores que me han dado su confianza y a todos los compañeros. Pero al final tener la confianza en ti mismo es lo más importante. Ahora a ver dónde estoy la temporada que viene", afirmó.

Estas últimas afirmaciones suenan a despedida del Alavés. Puede ser lo lógico tratándose del pichichi de la categoría. Ya dijo Mendilibar en la entrevista de MD: en los últimos años, el goleador de Segunda siempre ha ascendido a Primera. "Siempre que han preguntado he dicho lo mismo. No puedo tener ni una palabra mala hacia Vitoria ni hacia nadie. Se ha visto en el campo la comunión que había con el público. El cariño es mutuo, eso está por encima de cualquier cosa, incluso de lo deportivo", añadió.

Su trayectoria

Borja Viguera llegó a Mendizorrotza después de acabar su contrato con la Real. El delantero alcanzó el primer equipo txuriurdin, pero posteriormente fue cedido al Nàstic de Tarragona, donde sufrió una grave lesión de rodilla. En la temporada 2011-12 jugó también en calidad de prestado en el Albacete y posteriormente fue fichado por el Alavés, donde ha explotado. La pasada campaña marcó doce goles en 32 partidos y en ésta, ya en Segunda, ha anotado 25. "He tenido la suerte que tiene la gente de arriba, coger rachas buenas. Parece que tiras a puerta y entra todo. Aunque también he pasado momentos de rachas malas", dice sobre sus buenos números ante la portería contraria.

El todavía jugador del Alavés estaba convencido "al cien por cien" de lograr la permanencia. "Contra el Numancia sabíamos que era un partido trampa, lo sacamos adelante y sabíamos que sin esa victoria no había Jaén. Esta semana lo mismo, sin el triunfo no había posibilidades. Todos hemos creído, desde el utillero hasta yo mismo, que he tenido la suerte de haber sido el que más goles ha metido. Al final hemos tenido la recompensa", afirmó.

En cualquier caso, nadie hubiera dado un duro por el conjunto gasteiztarra hace dos meses y medio. "Todos hubiéramos firmado llegar a la última jornada con opciones de salvación. El fútbol había sido un pelín injusto con nosotros. Nos hemos llevado palos muy gordos, sobre todo en los últimos minutos de algunos partidos en casa. Nos faltaba controlar esos pequeños detalles que se escapan al equipo que sube de categoría. Por desgracia, nos pasaron todos a nosotros. Esa pizca de suerte cambió con el gol del sábado en el último minuto", reconoció.

Viguera considera "mucho más importante" la permanencia en Segunda que el ascenso conseguido la pasada campaña, también en el terreno de juego del Jaén. "Ahora se trata de que el club coja estabilidad y algún día pueda subir a Primera", finalizó.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon