Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo Pepu Hernández volvió a los banquillos para entrenar a un equipo de niñas

SPORTYOU SPORTYOU 09/05/2016
Cómo Pepu Hernández volvió a los banquillos para entrenar a un equipo de niñas © Getty Images Cómo Pepu Hernández volvió a los banquillos para entrenar a un equipo de niñas

Domingo, 11 de la mañana en un polideportivo del barrio de Hortaleza de Madrid, en uno de los muchos partidos de baloncesto que se estaban jugando, la entrenadora de uno de los equipos no comparece. El árbitro, Roberto Calero, procede a poner en el acta que dicho equipo de niñas pierde el encuentro... hasta que de repente, baja alguien del público. Y no es un aficionado cualquiera, es José Vicente Hernández Fernández, más conocido como Pepu Hernández.

Así lo contaba el colegiado del partido en Facebook, que también compartió las fotos del encuentro: "Hortaleza, 11 de la mañana, una entrenadora amiga mía no puede venir por enfermedad y al no traer fichas, ni hoja, ni acreditación, no se juega el partido y gana el equipo contrario. Así se lo hago constar a los entrenadores, pero les ruego que no les digan nada a las jugadoras, pues lo voy a arbitrar como si se disputara. Creo que por encima de cualquier cosa está la ilusión de los niños. Cuando va a empezar el partido, el equipo que no tenía entrenador, baja de la grada Pepu Hernández. Menuda clase de baloncesto a la que hemos asistido, con sencillez y con risas. Gracias al baloncesto, por estos momentos".

El equipo de las hijas de Pepu Hernández

Entre las jugadoras del equipo estaban las hijas mellizas de Pepu, Claudia y Candela, que avisaron a sus compañeras al ver que el ex seleccionador nacional se iba a poner al frente del banquillo. "Si mi padre te dice algo, haz el favor de escucharle porque si no se va a organizar una buena. Mírale, por lo menos", dijo una de ellas, según cita 'El Mundo'. "Empezó un chaval del club entrenándolas, pero se tenía que ir al partido de su equipo. Vino alguien del colegio a la grada para preguntar si podíamos bajar alguno a dirigirlas. Los padres me miraron y dijeron: ¿bajas tú o qué?", cuenta Pepu al citado periódico.

El partido lo perdieron, pero la historia quedará grabada en la mente de todos los presentes. "Perdimos dos veces, primero por las fichas y después porque ellas fueron mejores", explica Pepu, como si fuera un partido de la ACB o de la Selección. "No sabía cómo íbamos, pero me importaba un bledo. Ellas se lo pasaron muy bien y a mí los tres cuartos me parecieron sólo cinco minutos", rememora el ex entrenador nacional.

MÁS EN MSN

-"Aprendí a vender droga a los 13 años"

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon