Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Córdoba y Murcia empatan y La Condomina dictará sentencia

AS AS 11/06/2014 As.com

La Condomina será la encargada de decidir si será el Córdoba o el Murcia quien siga soñando con jugar la próxima temporada en Primera. El encuentro en el Nuevo Arcángel acabó con un empate sin goles que dejó mucho más satisfecho al cuadro pimentonero que al andaluz, que gozó de numerosas ocasiones en la segunda mitad, disparo al palo de Xisco incluido en el descuento, para haber desnivelado la balanza.

Instante del partido. © EFE Instante del partido.

Sin embargo, el Murcia fue mejor mientras le duró la gasolina. O lo que es lo mismo, durante la primera mitad y el comienzo de la segunda, periodo en el que al Córdoba le pesó el nerviosismo de no defraudar a una afición que casi llenó su estadio, sufriendo pérdidas absurdas de balón en zonas peligrosas que no fueron aprovechadas por nadie. Además, los laterales sufrieron mucho con las incursiones de Wellington Silva y de Saúl, mientras que los centrales se las tuvieron tiesas con un siempre combativo Kike García.

Sin embargo, en la segunda mitad todo cambió cuando Abel se puso al mando de las operaciones, sacó el balón jugado desde atrás y sus envíos en largo empezaron a coger la espalda a la defensa del Murcia, a la que le comenzaba a faltar el aire. Entre Juanlu, Uli Dávila y Pedro se bastaron para poner cerco a la portería de un Casto que se desgañitaba abroncando a sus compañeros.

Pese a todo, el Murcia también se asomó a la portería de Juan Carlos en el segundo acto. El balón parado, que tan bien funcionó durante la temporada, no fue efectivo, pero una jugada personal de Kike Garcíapuso el corazón en un puño a los cordobeses.

Pero si alguien se iba a marchar desencantado con el empate sin goles iba a ser el Córdoba. En pleno descuento, con el equipo volcado en el área murciana, un balón suelto llegó a los pies de Xisco, que había reemplazado a Arturo. El golpeo fue perfecto e imposible para Casto, pero el palo derecho de la portería repelió el balón evitando que los blanquiverdes se pusieran en ventaja. La Condomina dictará sentencia sobre quien sigue soñando y quien se apea de la carrera por el ascenso.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon