Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Caba le da al Madrid su sexta Copa de Campeones juvenil

AS AS 10/05/2014 Carlos Forjanes

a Fábrica se impuso a Zubieta y el Juvenil del Madrid levantó su sexta Copa de Campeones, la primera desde 2010 con la generación de oro de Toril y los Carvajal, Morata y Sarabia. Esta camada, la de 2014, será conocida como la de Ramis y los Marcos Llorente, Cedrés, Javi Muñoz... y Caba. El portero lucense, Sergio Javier Rodríguez Domínguez en el DNI, fue el héroe madridista en la gran final contra la Real Sociedad. Sacó una mano antológica en el minuto 115 de la prórroga, un balón que sólo pueden desviar los elegidos, y le detuvo el decisivo séptimo penalti a Guridi en una tanda cargada de tensión. Su guante derecho hizo el milagro y le da al Madrid el título de mejor equipo juvenil de España.

Antes de llegar al drama en el desenlace, el Madrid tuvo que remar como un galeote. Los txuri-urdin son un equipo rocoso y con cimientos sólidos. Por eso, cuando se adelantaron en el 21' con un gol de Legaz en propia puerta en un córner, administraron con fiereza el tanto. A los de Ramis les costaba dios y ayuda hacer ocasiones, un mérito para los de Arrieta teniendo en cuenta que los blancos llegaban a la cita con 103 marcados esta temporada. Sangalli y Guridi fueron un campo de minas contra el que sufría Marcos Llorente y sólo Febas encontraba algún resquicio. Tampoco se aliaba la suerte, Legaz consiguió un gol en el 60' pero estaba en fuera de juego. La entrada de Cedrés le metió salsa canaria al asunto y además de sus incursiones por banda izquierda, fue el que forzó el penalti de Ibarbia, que arrolló al madridista por detrás dentro del área en el 63'. Legaz engañó a la torre que tiene la Real en la portería, Tanis Marcellan (1,93 metros de altura), y puso el 1-1.

A partir de ahí, el Madrid se vino arriba y a los donostiarras se les puso mirada de camaleón, un ojo en el partido y otro en el cronómetro. Legaz falló lo más fácil ante Marcellan en el 74' y el Álvaro Jiménez también perdonó el 2-1 en el 88' cuando podía elegir a donde mandar el cabezazo tras un gran centro de Cedrés.

Tocaba ir a la prórroga, un tostón de fútbol control. Veinticinco minutos sin nada que echarse a la boca... hasta el minuto 115. Un balón rebotado en una pugna entre Javi Muñoz y Olaizola obligó a Caba a suspenderse en el cielo almeriense... Una estirada para la gloria.

Después de haberse pegado una paliza de dos horas, era el turno para los penaltis y las taquicardias. En los cinco primeros, todos fueron pleno. Legaz, Miki, Cedrés, Álvaro Jiménez y Enzo Zidane, por los blancos. Olabe, Odriozola, Ugarte, Capilla y Olaizola, por los vascos. La tensión se multiplicaba. Y los chavales la notaron. Hermoso falló el sexto para el Madrid e inundó de lágrimas Vera. El txuri-urdin Ibarbia no resistió la presión y lanzó el suyo un metro por encima del larguero. Drama doble. La séptima ronda se consumió con los goles de Javi Muñoz y Arrieta. Hasta qué llego la octava. Fran cumplió... y Caba hundió en la desesperación a Guridi con un paradón que le mete en la historia de la cantera blanca. Un final espectacular para un Juvenil blanco que se saca el dolor del fiasco en la UEFA Youth League demostrando que, si se resistió, en España no han tenido rival...

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon