Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cabrera se sale, Larrazábal alucina y García se retira

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 23/05/2014 Raúl Andreu
© Image MundoDeportivo.com

La primera jornada del BMW PGA Championship en Wentworth (Inglaterra), suspendida hora y media a causa de rayos y truenos y mucha agua (no se pudo finalmente terminar con una treintena de jugadores aún en el campo), tuvo cuatro protagonistas por distintos motivos.

El danés Thomas Bjorn, quien no pasó el corte en el Open de España, y ayer firmó un eagle y ocho birdies para igualar el record del West Course con 62 golpes, diez bajo par. El escandinavo se encontró unos greens receptivos por la lluvia caída pero también soportó las primeras tres trombas importantes de agua.

Con noche casi cerrada, el canario Rafa Cabrera se resarció de su decepcionante actuación en el PGA Catalunya la semana pasada (85 el último día) y con 65 golpes (un eagle, seis birdies, cuatro de ellos del 10 al 18, y un bogey) se coló en la tercera posición en solitario a tres golpes de Bjorn.

El catalán Pablo Larrazábal vivió una situación tan surrealista como hace unas semanas en el Open de Malasia, cuando un foribundo ataque de abejas acabó con el golfista lanzándose a un lago del campo para que no le picaran. Ayer, según el portal especializado 'tengolf.com', Pablo, que acabó con un meritorio 69, vio como su bola golpeada con la madera 5 en el hoyo 18 terminó 'empotrada' entre las piernas de un aficionado, que guardó la posición sin moverse un centímetro a la espera de que llegara el árbitro (tardó 5 minutos). El espectador tuvo que aguantar ese tiempo en tan incómoda y humillante postura. Al final, el hombre abrió las piernas tras la indicación del árbitro y Larrazábal dropó la bola sin penalidad, acabando el hoyo con el par 5.

Por último, Sergio García (73) jugó con Miguel Ángel Jiménez (72) y Martin Kaymer (68). El castellonense comunicó posteriormente a la PGA que abandonaba el torneo debido a las molestias que venía sintiendo en la rodilla izquierda desde que llegó a Wentworth. Tras dos días de reposo,lunes (se hizo una resonancia) y martes, el español jugó sin problemas el Pro-Am, pero ayer terminó su vuelta sintiendo pinchazos continuos (se le cargó la rodilla en los últimos tres hoyos).

Según explicó Sergio a 'Tengolf', lleva ya tiempo arrastrando las molestias de un pinzamiento en un menisco, que podría ser la causa de estos dolores que siente en la rótula y que le han producido un edema. "No quiero estar pensando en la rodilla todo el tiempo, jugar así es incómodo, ahora descansaré dos semanas y media y espero estar bien para el Open USA. Me tomaré antiinflamatorios y de todo, y confío en recuperarme porque me gusta jugar los torneos en plenitud de facultades"

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon