Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Caos en el metro de Sao Paulo y marcha de protesta al estadio

AS AS 05/06/2014 EFE

Una huelga de los empleados del sistema de metro de Sao Paulo agravó hoy el caos de tránsito en la metrópolis de 11,3 millones de habitantes, que dentro de una semana será escenario de la apertura del Mundial de fútbol de Brasil 2014.

Según la Compañía de Ingenería de Tráfico, el paro en demanda de aumentos salariales generó en la mañana de hoy 209 kilómetros de embotellamiento, considerado el tercero peor de las últimas dos décadas.

La situación caótica en el tránsito sorprendió a dirigentes de la FIFA que llegaron hoy a Sao Paulo para seguir, el 12 de junio, el partido inaugural del Mundial, entre Brasil y Croacia.

"Tardé dos horas y media en llegar al hotel desde el aeropuerto", dijo a la agencia brasileña Estado el presidente de la UEFA y ex futbolista francés Michel Platini, en una queja idéntica a las expresadas por el vicepresidente de la FIFA, Jim Boyce, y por el presidente de la Federación de Fútbol de Costa de Marfil, Jacques Anouma.

Incidentes en el metro de Sao Paulo. © STRINGER/BRAZIL Incidentes en el metro de Sao Paulo.

"Bienvenido al país del tránsito", dijo con ironía el africano, quien integra el comité ejecutivo de la FIFA.

La huelga fue decidida la noche del miércoles, después de que el sindicato de los funcionarios del metro paulista rechazaran la oferta del 8,7 por ciento de aumento salarial presentada por los patrones.

Los trabajadores demandan un aumento del 35,47 por ciento en sus salarios.

La adhesión al paro fue virtualmente total en las primeras horas de la mañana, pero luego algunos trenes volvieron a circular, lo que atenuó los problemas de los 4,6 millones de usuarios del sistema.

Marcha de trabajadores sin vivienda

Miles de trabajadores sin vivienda han protagonizado una marcha pacífica hacia el estadio Arena Corinthians de Brasil, que será sede del partido inaugural de la Copa del Mundo de fútbol la próxima semana, promoviendo su causa a la luz del evento deportivo global.

El acto, convocado por el Movimiento Trabajadores Sin Casa, y en el que, según la Policía, participaron más de 10.000 personas, ha tenido como principal exigencia que el Gobierno incremente el gasto en transporte, salud, educación y viviendas asequibles.

Los manifestantes han cerrado una de las principales carreteras de Sao Paulo hacia el estadio, que lucha contra el reloj para terminar sus obras antes del partido del 12 de junio.

A esta protesta se ha sumado la convocatoria de huelga del sindicato de trabajadores del Metro de la localidad, que se ha iniciado a medianoche, así como la de la Policía de tráfico, que cesará sus actividades durante toda la jornada.

La frecuencia y la intensidad de las protestas en Brasil han aumentado durante el último mes, pero aún no está claro en qué dirección se moverá la marea de desobediencia civil.

Si bien la última protesta no ha sido violenta, la manifestación de 27 de mayo frente al Estadio Nacional Mané Garrincha en Brasilia, la capital, tuvo enfrentamientos con la policía antidisturbios e indígenas armados con palos, lanzas y arcos y flechas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon