Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Caparrós: "Un derbi es un derbi, pero no hay un exceso de motivación"

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 09/05/2014 EFE

Valencia, 9 may (EFE).- El entrenador del Levante, Joaquín Caparrós, aseguró hoy que no tienen un "exceso de motivación" por el hecho de recibir mañana al Valencia en su estadio y apuntó que su rival percibe que el club levantinista "va cogiendo más gente" y se alegró por el crecimiento de su club.

"No hay un exceso de motivación, este equipo ha demostrado que es muy ambicioso. Un derbi es un derbi, el Valencia es un equipo que en la ciudad ha conseguido objetivos importantes a nivel europeo. Pero el Levante en cuanto a simpatía de la ciudad y el resto de España se ha ido multiplicando y eso lo percibe también el Valencia, que el Levante va cogiendo más gente", dijo en la rueda de prensa posterior al entrenamiento.

"Es el último partido en casa, queremos terminar con muy buenas sensaciones y ofreciendo un resultado positivo y con el Valencia aún más, pero sobre todo despedirnos de nuestra afición. Nuestra ambición son los seis puntos que quedan y ha dado la casualidad que es el Valencia el primer rival", agregó.

Caparrós advirtió que el Valencia es un "buen, buen equipo" y destacó la capacidad del entrenador Juan Antonio Pizzi para mantener a sus jugadores concentrados a pesar del ambiente extra futbolístico que rodea al club de Mestalla.

"No es fácil que los futbolistas estén centrados y Pizzi lo ha conseguido. No pasa nada porque un año no esté en Europa, le ha pasado a equipos muy importantes y su sentido natural es que vuelva a competición europea", explicó.

Sobre su futuro, el entrenador del Levante confesó que en Valencia está "súper contento", si bien aseguró que deben esperar "unos días". "He hablado con el presidente y con mi agente y hemos querido esperar unos días, y ya decidiremos. No puedo decir nada más, pero es verdad que son dos temporadas", precisó.

"Yo reconozco que aguantarme a mí durante un año en el vestuario es complicado, ha sido tenso, y ellos se lo han currado, ha habido sintonía. Soy muy exigente y se lo traslado pero esa tensión ha hecho que estemos ahora así", manifestó.

Además, Caparrós agradeció que el presidente del Sevilla, José Castro, le haya invitado a la final de la Liga Europa y aseguró que "estoy convencido de que el Sevilla va a ser campeón".

El entrenador del Levante también mostró su satisfacción por la ampliación de contrato de Rubén García hasta 2018 y desvelo que el club se negó a venderlo este pasado mes de enero. "Un club puso la tela, puso el taco por Rubén pero el presidente dijo que no", finalizó..

1005179

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon